Bailando en el embudo: detalles de una noche caliente

Justo en la mitad del concurso, la noche del jueves fue una pequeña muestra de lo que provoca la pista en los jurados y participantes. Qué pasó en la gala más controversial. Qué se viene.

Carmen, Flavio Mendoza, Moria, Ricardo Fort, Silvina Escudero y Polino. Un jurado especial. (Foto: Ideas del Sur)
Carmen, Flavio Mendoza, Moria, Ricardo Fort, Silvina Escudero y Polino. Un jurado especial. (Foto: Ideas del Sur)

Justo en la mitad de Bailando 2012, la noche del jueves fue una pequeña muestra de lo que provoca la pista en los jurados y participantes. En este último tramo del concurso, comienza la recta final y allí se ven fortalezas y debilidades de todos los integrantes del show. Pero, ¿qué pasó en esa jornada caliente?

El miércoles se suspendió la grabación de los programas del jueves y el viernes, y Marcelo Tinelli decidió ir en vivo esos días, y por los compromisos laborales de algunos contratados hubo cambios que provocaron sorpresas y heridas. No es un detalle menor la fecha en que ocurrió todo esto. Este es el momento en que no sólo se determina quiénes llegan a la final, sino también el tiempo de definir futuros laborales para muchos de los integrantes del envío. Por el embudo del final, algunos pasan con dificultades y otros quedan atascados por su ego, sus compromisos y sus relaciones personales.

La noche del jueves incorporó al jurado a Ricardo Fort y Silvina Escudero, reemplazando a Pachano y Gasalla, que decidieron cumplir con sus compromisos teatrales. Flavio y Carmen pudieron asistir suspendiendo funciones, cosa que no podrán hacer en la noche de viernes, y serán reemplazados por Chiche Gelblung y Santiago Bal.

El efecto “reemplazo” caló hondo en los jurados. Muchos de ellos se sintieron prescindibles, y sus heridas quedaron expuestas. El caso más notorio fue el de Carmen Barbieri, que se arrepintió anoche de haber suspendido una función vendida de Barbierísima en Bernal. La cómica comenzó la noche molesta por la llegada de Ricardo Fort (quien no paró de provocarla toda la noche), y por la llegada hoy de dos rivales: Chiche y Bal.

Barbieri está enojada con Gelblung porque el periodista realizó un informe vinculando a su padre con el uso de armas y la intención del legendario cómico de “matar a Jorge Porcel a tiros”. Una historia del pasado, que la irrita a Carmen, ya que no sólo sostiene que el episodio fue inexistente, sino que también le duele que su padre no puede defenderse. Barbieri ingresó anoche a la pista, sin el buen humor de siempre, sabiendo que debería enfrentarse nuevamente al fantasma de su matrimonio roto, con una Ayelén Paleo elogiadísima por su baile y su juventud, y la futura visita de Bal.

El que metió el dedo en la llaga y desató el vendaval, fue el tira-bombas Fort.

El mediático convocado como jurado suplente no desaprovechó la oportunidad y durante toda la noche lanzó mísiles para los cuatros costados sobre Carmen, Pachano, Flavio, Escudero, Nazarena Vélez, Beto Cesar, Jorge Moliniers, Marina Nannis y su trouppe. Pero el caso de Carmen fue particular, ya que la exitosa vedette mordió el anzuelo, y volvió a amenazar con retirarse del concurso, tras ser atacada.

Seguramente recordando las palabras de Tinelli (“el que se quiera ir, tiene las puertas abiertas”), fue que decidió permanecer en el estudio y con un rictus tenso, demostrar su enojo. Cuando Fort señaló en alusión directa a Carmen y Pachano, al decir "Ayelén tenés talento, no dejes que nadie con 30 años de trayectoria, te diga algo. Sus años son solamente un tiempo recorrido nada más, eso no quiere decir que no tengas talento", Barbieri explotó y acorraló al conductor. "Estoy esperando que me defiendas Macerlo, por lo que acaba decir Fort”. Tinelli le dijo que no había entendido que el mensaje fuera para ella, y la actriz replicó en tono de reto: "Marcelo Tinelli, esperaba que salieras a defenderme, lo esperaba de vos".

La jornada terminó tensa, y fue un botón de muestra de lo que ocurre todos los años. En estos momentos decisivos, se empiezan a notar todas las debilidades, fortalezas, miserias, e inteligencia de cada uno de los integrantes.

La del viernes será otra noche decisiva, y quizás el inicio de una nueva etapa de Bailando 2012.