Magui Bravi, el cisne negro del Bailando

En las últimas semanas, comenzó a jugar fuerte y se enfrentó a Moria, Piquín, Andrea Rincón y todo el staff de Este es el show. A un mes de la gran final del certamen, se propuso ir por todos y ganar el concurso.

Magui Bravi, el cisne negro del Bailando. Foto: Ciudad.com
Magui Bravi, el cisne negro del Bailando. Foto: Ciudad.com

Después de varios meses de buscar su lugar en el certamen, Magdalena Bravi tiene la oportunidad “histórica” para comenzar a desplegar las armas que tanto le sirvieron en Soñando por bailar 2, y así meterse en la final del Bailando.

“Moria le está dando una mano a su amiga Rincón. No le contesté en vivo, para que no se agarren de eso para bajarme el puntaje. Jamás dije que fui egresada del Colón, no mentí", apuntó Magui.

Magui comenzó el concurso como la menos famosa y, en la actualidad, es la más talentosa. Pero sólo con su destreza no alcanza, y ella lo sabe. Bravi tuvo que combatir con el carisma de su partenaire, luchar con el mote de acomodados que les colgó Flavio Mendoza (por el noviazgo de su bailarín con el jefe de coachs) y discutir con la verborrágica Andrea Rincón que a los gritos proclamó que “era una falsa, de dos caras, que se quejaba detrás de escena de su bailarín, el jurado, la producción, etc.”.

Aora, ya en el embudo hacia la consagración, Bravi saco las garras y en BDV (Bien de Verano) se enfrentó a Moria Casan, Hernán Piquín y nuevamente a José Maria Listorti.

Renuncié porque me maltrataron en varios programas de Este es el show, mienten y se divierten haciendo pelota mi imagen. Listorti creó una bola de nieve convirtiéndome en la mala de la película. No dejan defenderme de las mentiras, no me dan derecho a réplica, se nota que esta armado en mi contra. Me censuran parcialmente. En algún momento nos vamos a reconciliar, pero no me voy a disculpar con Listorti por decirle hipócrita delante de Tinelli. Me crucé en la terapia de Sábado Show, nos saludamos y casi no hablé en ese programa. Me ninguneó toda la entrevista”.

Magui comenzó el concurso como la menos famosa y, en la actualidad, es la más talentosa. Pero sólo con su destreza no alcanza, ¿aprovechará esta oportunidad única?

Con respecto a Moria, que la trató de mentirosa en la última gala por no haber estudiado en el Teatro Colón dijo: “Moria le está dando una mano a su amiga Rincón. No le contesté en vivo, para que no se agarren de eso para bajarme el puntaje. Jamás dije que fui egresada del Colón, no mentí. No está bueno que Moria mate la ilusión a las nenas que me siguen, no es imprescindible pasar por ahí. Lo de Moria en Paraguay fue un desastre, por eso todo el año le estuvo pegando a mi soñador, creo que quedó dolida con lo que pasó allá. No la puedo acusar de nada pero es terrible que te acusen de chorra, jamás me pasaría eso”.

Tampoco se privó de ocuparse de Hernán Piquín, quien fue el “pajarito” que en una cena el sábado pasado, le fue con el chisme a Moria del tema Colón: “No puedo creer, se lo conté yo a Piquín el día que nos conocimos, grabando para el SPB2. No tengo ni idea de qué le sirve ir con el cuento a ella, pero ya nada me sorprende a esta altura. Me resbala lo que diga Piquín, mi talento lo demuestro en la pista”.

Después de todos estos cruces, ¿terminará Magui coronándose como la mejor del concurso? Como ocurría en la película El Cisne Negro, ¿finalizará cual Natalie Portman diciendo:  "Lo sentí. Perfecto. Fue perfecto"?