Tomá abundante agua durante el día

La cantidad de agua que consumes cada día juega un papel muy importante para mantener tu cuerpo sano, porque te brinda enormes beneficios para la salud.

 

Tomá abundante agua durante el día
Tomá abundante agua durante el día

La cantidad de agua que consumes cada día juega un papel muy importante para mantener tu cuerpo sano, porque te brinda enormes beneficios para la salud.

Te puede ayudar a aliviar la fatiga porque es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas. Además permite mejorar la digestión y estreñimiento, porque si bebes suficiente agua se aumenta tu tasa de metabolismo, es decir, que los alimentos que consumes se descomponen apropiadamente.

Las personas que sufren de dolor de cabeza y migraña con frecuencia deben tomar abundante agua, ya que en la mayor parte de los casos, se debe a la deshidratación. Aunque te parezca raro leer esto, el consumo de agua también contribuye a mejorar el estado de ánimo de las personas. ¿Por qué? Porque el cuerpo se siente bien y mejora su nivel de energía. Si está funcionando adecuadamente emite una señal positiva al cerebro que influye en el buen humor y en la productividad.

Pérdida de peso

El agua ayuda a eliminar los subproductos de la grasa. Cuando bebes agua, tu estómago se llena haciéndote perder un poco el apetito. Algo importante del agua es que no contiene calorías, grasa, carbohidratos ni azúcar y es un gran reemplazo de las bebidas con alto contenido calórico, como el alcohol, bebidas gaseosas o refrescos azucarados; causantes del aumento de peso.

Piel Sana

El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad. Cuando el cuerpo recibe suficiente agua, tu piel estará hidratada y se verá fresca, suave, brillante y tersa. También ayuda a tu piel con las cicatrices, acné, arrugas y otros síntomas de envejecimiento.

Regulá la temperatura del cuerpo

Las propiedades térmicas del agua y su capacidad para liberar el calor del cuerpo cuando el sudor se evapora de la superficie de la piel, son de gran ayuda en el mantenimiento de tu temperatura corporal durante todo el día. Una temperatura corporal bien regulada te hará sentir con más energía y a mantener tus músculos y articulaciones lubricados evitando que tengas calambres y esguinces.

Reduce el riesgo de cáncer

Algunos estudios indican que el consumo de agua también reduce el riesgo de cáncer de vejiga y colon. El agua destruye los agentes causantes de cáncer reduciendo el riesgo de diferentes tipos de cáncer.

Mejora el sistema inmunológico

Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de agua, mejora el sistema inmunológico. Así, tu cuerpo puede luchar contra enfermedades como la gripe, cálculos renales y ataque cardiaco. También será de gran ayuda para hacer frente a problemas de salud como el reumatismo, la artritis, etc.

Resolvé el mal aliento

El mal aliento es una clara señal de que tu cuerpo necesita más agua. Tu saliva ayuda a tu boca a liberarse de bacterias y mantener tu lengua hidratada. Por esto, cada vez que tengas mal aliento, lo primero que debes hacer es beber mucha agua.