El misterio que ronda el “peculiar” peinado del presidente Donald Trump - Ciudad Magazine

El misterio que ronda el “peculiar” peinado del presidente Donald Trump

La cabellera del presidente norteamericano siempre ha sido objeto de burla pública, aunque nadie podía entender el porqué de su singular estilo… hasta ahora.

Ivanka Trump reveló toda la verdad sobre el peinado de su padre

Mucho antes de que se sentara en la anhelada silla presidencial de Estados Unidos, el actual líder del país norteamericano, Donald Trump, fue objeto de burla por su singular y controvertido método para mantener su voluminoso cabello.

Su característico peinado ha sido imitado, pero jamás igualado. Es que hasta el color de su cabello ha generado debates públicos en las redes sociales, tanto como sus decisiones políticas.

Trump se sometió a una cirugía de reducción de cuero cabelludo, por lo que debe peinarse cuidadosamente con un fuerte fijador, mientras intenta oscurecer su pelo con tintes malos, que sólo le brindan un antiestético tono naranja.

Lo anterior no son suposiciones, sino revelaciones de su hija, Ivanka, que quedaron plasmadas en el libro del colega, Michael Wolff, titulado “Fire and Fury: Inside the Trump White House”, que desmitifica lo que ocurre con la cabellera de ese exitoso empresario norteamericano y ahora político.

“Ella (Ivanka) a menudo describía el problema de su padre a sus amigos: Decía que su coronilla completamente calva le dejó una ‘isla’, después de hacerse una cirugía de reducción de cuero cabelludo. Sólo la rodea un círculo peludo de cabellos, en la parte frontal y de los lados. Sus cabellos se van en todas direcciones, y al peinarse convergen en el centro. Por esa razón, lo hace hacia atrás y usa mucho spray”, aseguró Wolff.

Respecto al color artificial del cabello de su padre, Ivanka admitió lo siguiente, según el periodista: “Siempre cuenta una historia cómica sobre eso. Trump usa el tinte ‘Just for Men’, que cuanto más tiempo se deja, más oscuro se torna el color. Pero, debido a su impaciencia, se lo quita y le queda ese rubio anaranjado nada favorable”.

Tal vez lo que le haga falta al primer mandatario sea un buen asesor de imagen, que lo rejuvenezca un poco. Aunque, conociendo su explosiva personalidad, diríamos que cualquiera a su lado no tendría un trabajo sencillo, ¿No creen?, después de todo es Trump, y siempre hace lo que considera mejor para él… así no sea del gusto popular.

TE PUEDE INTERESAR