Glaucoma, una enfermedad hereditaria de la vista

La prevención temprana podría prevenir la ceguera permanente.

Glaucoma, una enfermedad hereditaria de la vista
Glaucoma, una enfermedad hereditaria de la vista

El glaucoma es una condición que causa daño al nervio óptico del ojo y empeora con el tiempo, es una enfermedad que tiende a ser hereditaria y a menudo está relacionada con una acumulación de presión dentro de su ojo.

Esta se ha convertido en la causa principal de ceguera en personas mayores de 60 años, y solo puede prevenirse si se trata a tiempo.

El aumento de presión, llamado presión intraocular, va dañando el nervio óptico que es el encargado de transmitir imágenes a al cerebro. Si el daño continúa y empeora, puede provocar la pérdida permanente de la visión.

El glaucoma no es fácil de detectar, ya que es una enfermedad asintomática. La mayoría de las personas con glaucoma no tienen síntomas o dolor tempranos.

Es necesario que consulte a su oculista regularmente para que pueda diagnosticar y tratar el glaucoma antes de que ocurra una pérdida visual a largo plazo.

Los oftalmólogos especialistas en este tema recomiendan que si tenés más de 40 años y un amplio historial familiar con este enfermedad, debe hacerse un examen ocular completo cada 1 o 2 años.

Asimismo, si tenés problemas de salud como diabetes, antecedentes familiares de glaucoma o está en riesgo de otras enfermedades oculares, es posible que deba ir más seguido.

Tipos de glaucoma

Existen dos tipos principales de glaucoma, el más común es el glaucoma de ángulo abierto y es cuando la estructura de drenaje en el ojo llamada malla trabecular parece normal, pero el líquido conocido como humor acuoso, que debe fluir a través de un de un canal, no fluye como debería.

También existe el glaucoma de ángulo cerrado que es menos común, este no permite que el ojo drene bien porque el ángulo entre el iris y la córnea es demasiado estrecho.

Esto puede causar una acumulación repentina de presión en su ojo. También está relacionado con la hipermetropía y las cataratas, una opacidad del lente dentro de su ojo.