El video con la emoción del fanático de los Rolling Stones al que le regalaron la entrada