Sin doble de riesgo, Tom Cruise hizo una arriesgada escena colgado de un avión