¡Justo ese nombre! La insólita (y divertida) coincidencia que reveló Carmen: ¡mirá igual a quién se llama su abogada!