Los finalistas de Bailando 2011 protagonizaron un emotivo encuentro en Sábado show