La desopilante propuesta que prometió hacer una participante de Gran Hermano ni bien ingrese a la casa