El desopilante detrás de escena de Las mil y una noches