Carmen Barbieri contó en Animales Sueltos una tragicómica anécdota: "Yo robé por Federico. Es muy feo contarlo, fue una boludez; pero afané unos Playmobil"