El cantante de Maroon 5 golpea accidentalmente a una fanática con su micrófono