Así fue el gran regreso de La Biblia y el Calefón