Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Xiaomi aprueba con Vacuum-Mop 2S

Se trata de un robot aspirador silencioso y versátil que se destaca por su orientación.

Xiaomi anunció la disponibilidad en España de su nueva gama de aspiradoras a finales del pasado mes de marzo, cuando puso a la venta tres modelos cuyos precios oscilaban entre los 214 dólares y los 589 dólares.

La compañía china demostró con Xiaomi Robot Vacuum-Mop 2S, Mi Robot Vacuum Mop 2 Ultra y Mi Robot Vacuum-Mop 2 Pro su apuesta por los productos destinados al uso doméstico, entre los que se encuentran cámaras de seguridad y purificadores de aire.

El modelo básico es Xiaomi Robot Vacuum-Mop 2S, que presenta cuatro modos de succión y está diseñado para limpiar diferentes tipos de suciedad, desde polvo y migas hasta pelo.

En Portaltic hemos tenido la oportunidad de probarlo para comprobar la versatilidad de este dispositivo, que se puede adquirir tanto a través de la página web del fabricante como en los canales de venta de distribuidores oficiales.

Uno de los aspectos más destacados del dispositivo es su diseño, minimalista y redondo, con detalles en color naranja en la parte superior, donde se encuentra el Sistema de Inteligente de Navegación Láser (LDS).

Debido a que incluye una base de pequeño tamaño, se puede colocar en cualquier sitio de la casa. Aunque es recomendable dejar espacio tanto a ambos lados del robot aspirador como frente a él para que pueda moverse con agilidad, es capaz de adaptarse al entorno y salir de la base sin problemas para empezar a funcionar.     

En este sentido, uno de los aspectos más destacados de Xiaomi Vacuum-Mop 2S es que es capaz de reorientarse con gran facilidad, ya que no queda incapacitado cuando encuentra obstáculos o su base de carga no se encuentra exactamente en el punto en el que estaba cuando la abandonó para comenzar a trabajar.

Además, si lo que queremos es que trabaje en un punto concreto de una habitación que no sea la que dispone de su base, se puede colocar directamente allí. Tras una breve orientación, empieza a funcionar desde ese punto y es capaz de volver a su base cuando ha terminado. Lo único negativo en este caso es que no dispone de un asa que permita transportarlo con facilidad.

También destaca en el apartado de indicaciones, ya que, en inglés, va explicando lo que va haciendo o los problemas que ha detectado en su caso, de modo que es fácil comprender y seguir su trayectoria de aspirado.

Al contrario que otros robots aspiradores disponibles actualmente en el mercado de 'gadgets' para el hogar, este robot aspirador reduce al máximo los golpes. Tanto es así que, en el caso de que haya colocado un objeto inusual en un lugar determinado, lo reconoce con cierta distancia y dibuja un nuevo mapa automáticamente para esquivar dicho elemento.

Debido a su baja altura, también es capaz de sortear aquellos objetos susceptibles de ser aspirados, como pueden ser unos auriculares o el extremo de un cable, de modo que solo los arrastra y no logra absorberlos.

El problema está en que esa práctica la lleva a elementos de uso cotidiano que sí ocupan habitualmente su lugar en el salón o en la cocina, como son las alfombras o los felpudos.

En caso de que se trate de una alfombra con un grosor mínimo, la irá arrastrando por gran parte de la habitación y esta aparecerá en un lugar muy diferente del que estaba originalmente.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con los comederos o cuencos para gatos, que los arrastra con gran facilidad independientemente del material con el que estén fabricados.

Si bien es cierto que le cuesta menos arramblar con un envase de plástico, también se puede llevar por delante uno de aluminio lleno de agua y puede llegar a derramar líquido si este lo contiene.

Fuente EP.