Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Una web genera rostros falsos parecidos al de una persona mediante IA para ayudar a proteger la identidad en línea

Al Anonymizer funciona para que los usuarios puedan crear réplicas ficticias utilizando Inteligencia Artificial.

Una web genera rostros falsos parecidos al de una persona mediante IA para ayudar a proteger la identidad en línea. Foto: EP.
Una web genera rostros falsos parecidos al de una persona mediante IA para ayudar a proteger la identidad en línea. Foto: EP.

Una página web, Al Anonymizer, permite que los usuarios creen réplicas ficticias de su rostro que conserven un cierto parecido, utilizando para ello la Inteligencia Artificial (IA) con el objetivo de que protejan su identidad en Internet.

Al Anonymizer funciona a través de una página web a la que los usuarios pueden subir sus fotografías o las de otras personas para obtener retratos de personas parecidas generadores a través de mecanismos de IA.

Las fotografías resultantes son retratos en primer plano y con fondo plano de personas ficticias con el mismo sexo que el usuario y que guardan un cierto parecido, con una edad y aspecto físico similares. Puede usarse de forma gratuita y cuenta también con suscripciones de pago para mejorar la resolución de las fotos.

Para su funcionamiento emplea varios procesos de aprendizaje automático que permiten al sistema generar imágenes realistas pero falsas, prácticamente imposibles de diferenciar a simple vista, y “sin limitaciones de uso”, según sus creadores en la web.

Entre las principales aplicaciones de Al Anonymizer se encuentran el desarrollo de bases de datos para aprendizaje automático la investigación académica, pero también el desarrollo de personajes para videojuegos.

Asimismo, los creadores de la herramienta destacaron que puede utilizarse para proteger la identidad de personas, como por ejemplo periodistas en países de riesgo o simplemente personas preocupadas por el uso de sus imágenes en la Red, que quieren mantener el anonimato en los avatares de sus cuentas de servicios digitales y redes sociales.

Fuente: DPA