Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La apuesta low cost de Sonos sale bien

Así funciona la barra de sonido Sonos Ray.

La apuesta low cost de Sonos sale bien
La apuesta low cost de Sonos sale bien

Montarse un sistema de sonido de cine en casa ‘low cost’ con productos de una marca ‘premium’ como Sonos ya es posible gracias a esta nueva barra de sonido: Sonos Ray. Ese era el mensaje que quería transmitir la compañía con el lanzamiento de su nuevo dispositivo y, tras probarlo, podemos decir que cumple con nota. Gracias a su precio, por debajo de los 308 dólares, consigue abrirse a un nuevo público objetivo sin comprometer la calidad.

Tras probar la barra de sonido más polifacética hasta la fecha de la marca, Sonos Beam, y su producto estrella, Sonos Arc, teníamos algunas dudas sobre las prestaciones de este nuevo dispositivo, pero ahora podemos decir que Sonos Ray es la guinda al catálogo de la marca. Tiene sus 'peros', que veremos más adelante, pero es muy complicado conseguir una alternativa con mejor calidad de sonido por ese precio.

Sonos Ray es una barra de sonido compacta (559 x 95 x 71 mm) y ligera, con un peso de 1,95 kilogramos. Ideal para poder moverla de un espacio a otro y con la capacidad de colocarla sobre cualquier mueble. Esto le convierte en la barra de sonido perfecta para una habitación, para acompañar la televisión de la cocina o para salones pequeños. Está concebida para poder utilizarse incluso con televisores antiguos y darles así un ‘salto de calidad’ considerable.

En cuanto a sus especificaciones, está compuesto por cuatro amplificadores digitales de clase D, así como dos tweeters, para ofrecer sonidos agudos con mayor claridad. Además, las guías de onda personalizadas ofrecen una experiencia inmersiva al proyectar el sonido de pared a pared. Por su parte, los dos woofers medios de rango completo prometen asegurar una escucha fiel de las frecuencias vocales de rango medio con mayor profundidad y nitidez.

Asimismo, Sonos Ray está equipado por el sistema Bass Reflex que, junto con su diseño, crea unos graves equilibrados y una acústica personalizada que armoniza frecuencias medias y altas. También utiliza el 'software' Trueplay, que mide la acústica de la habitación y ajusta el sonido de la barra con la mejor calidad de sonido posible para dicho entorno.

Fuente EP.