Rihanna, muy hot y salvaje