Ricardo Montaner compró el disco de sus hijos Mau y Ricky