Fernando Burlando y Barbie Franco, cuerpazos bajo el sol de Punta