Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Tremenda reacción ¡y gesto "prohibido"! de Pollo Álvarez cuando Nicole Neumann dijo 'víbora' al aire: "¡No! No la nombres"

El conductor les pidió a sus compañeros de Nosotros a la Mañana que no se refieran al reptil, pero la modelo lo hizo y él se espantó.

¡Supersticioso! Tremenda reacción y gesto de Pollo Álvarez cuando Nicole Neumann dijo 'víbora' al aire

Lejos de la vida urbana de Nueva York, Calu Rivero optó por transcurrir la pandemia de coronavirus en un lugar silvestre y al aire libre, también en Estados Unidos, junto a su flamante novio, Andrey.

Analizando el presente de la actriz, Nicole Neumann habló en Nosotros a la Mañana sobre uno de los posteos que Calu subió a Instagram, en la que se la ve lavando ollas y otros utensillos en un lago... y aparece una serpiente. Lo que no imaginó la modelo fue la espontánea reacción que tendría al aire Pollo Álvarez, cuando pronunció la palabra "víbora".

"Ay, apareció un serp... No lo digan, por favor", pidió el Pollo, al ver el reptil en pantalla. Y Nicole lo contradijo: "No, los animales de Dios no traen mala energía. ¡Es una víbora!".

"Calu se instaló en un santuario de animales", comenzó diciendo la panelista. Y el conductor, al ver el especimen en pantalla, agregó: "Ay, apareció un serp... no digan, por favor".

Desoyendo su pedido con un contundente argumento a favor de los animales, Neumann señaló: "No, los animales de Dios no traen mala energía. ¡Es una víbora!”. Acto seguido y con un fuerte grito, el Pollo se dio vuelta, se tocó sus partes íntimas y exclamó: "¡Nooo, Nicole!".

"¡Nooo, Nicole!", exclamó Álvarez, tras darse vuelta para tocarse sus partes íntimas para evitar supuesta mala suerte.

Sin embargo, pese a causarle risa la reacción del Pollo, la modelo amplió su postura: "Los únicos que podemos trasladar mala energía a otro ser somos los seres humanos. Los animales no tienen eso. ¡Basta! Ni el gato negro, ni la víbora. Dejemos de lado todas estas pavadas".

Cerrando el momento con humor, Pollo Álvarez volvió a tocarse sus partes íntimas para contrarrestar la supuesta mala suerte, y concluyó: "Bueno, ahí está esa cosa finita, que dobla".