Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La reacción de Juana Repetto cuando su hijo le preguntó por la figura del padre: "Le conté todo con la pura verdad"

La actriz habló con ¡Hola! sobre la crianza de Toribio y su decisión de ser madre soltera a través de un tratamiento de inseminación artificial.

Juana Repetto habló de la charla que tuvo con Toribio sobre su maternidad.
Juana Repetto habló de la charla que tuvo con Toribio sobre su maternidad.

Juana Repetto (31) es la protagonista de la nueva tapa de la revista ¡Hola! Argentina, donde habló en profundidad de la crianza de su hijo Toribio (3) y su decisión de ser madre soltera a través de un tratamiento de inseminación artificial.

Cuando la periodista le preguntó si habló con Toro sobre su concepción, Juana contó que el niño le consultó sobre la figura del padre cuando era más pequeño: “Él me preguntó una vez cuando tenía un año y medio, le conté todo con la pura verdad y mucha claridad, y no me preguntó nunca más. El rol del padre lo tiene claro porque yo tengo muchos amigos con hijos, pero nunca me preguntó quién es su papá porque sabe que no lo tiene”.

"Me preguntó ‘¿dónde hay un papá?’, y yo le expliqué que hay muchos tipos de familia, y que, en nuestro caso, un señor donó su espermatozoide para que mamá pudiera quedar embarazada. Me dijo: ‘ah’ y se durmió"

“La vez que me preguntó fue una noche antes de dormir, que me dijo algo así, como ‘¿dónde hay un papá?’, y yo le expliqué que hay muchos tipos de familia, y que, en nuestro caso, un señor donó su espermatozoide para que mamá pudiera quedar embarazada. Me dijo: ‘ah’ y se durmió”, detalló sobre esa conversación entre madre e hijo.

La actriz y actual panelista de ¡Hola! Argentina también reveló cuál sería su temor en relación a ese tema: “No le tengo miedo a esa charla, me preocuparía más si en algún momento me reprocha por qué no lo tiene… Esa conversación me da un poco más de nervios”.

Además, explicó que Toribio no puede conocer al donante en un futuro pero sí saber de su origen: “No (puede conocerlo). Pero yo accedí al Programa de Identidad Abierta (PIA), en donde en ese caso, el donante acepta que el niño en su mayoría de edad pueda acceder a su información genética, leer un manuscrito de él, su origen, etcétera”.