La pelea entre Sabrina Sansone, la coach de Anamá Ferreira, y Joel Ledesma en ShowMatch: "Sos cualquiera"

El conflicto estalló después que él pasó parte de enfermedad y la coreógrafa le hizo un fuerte reclamo en vivo.

Escandalosa pelea en el equipo de Anamá Ferreira entre Joel Ledesma y Sabrina Sansone, la coach

Para la salsa de tres Joel Ledesma, el bailarín de Anamá Ferreira, se bajó porque según aseguró estaba con un cuadro de enterocolitis. La decisión no cayó nadie bien en su equipo y la sangre terminó llegando al río en el vivo de ShowMatch después que la exmodelo y Denise Dumas, su compañera en el ritmo, bailaron con un suplente que consiguieron a última hora.

Sabrina: "¿Vos me estás cargando? Sos cualquiera. ¡El ensayo fue siempre en el gimnasio! Que se calle, porque no… Te llamé y te dije que te estábamos esperando una hora y ellas están de testigos".

Sabrina Sansone, coach del equipo, terminó teniendo un fuerte cruce con Joel en el que puso en duda el profesionalismo del bailarín, después que él aseguró desconocer los horarios en los que estaban ensayando. “Perdón, el ensayo no era hasta las cuatro, era hasta las dos y nos quedamos dos horas más para darle tiempo a que él llegue. Eran las tres de la tarde, no llegó y nos quedamos hasta las 17 de la tarde para que llegue el caballero”, lanzó, molesta la excoach de Gladys La Bomba Tucumana.

“Ahí hubo un malentendido. Yo iba a venir para acá al estudio, no sabía que estaban en el gimnasio”, intentó excusarse él. “El ensayo siempre fue en el gimnasio, por favor, Joel”, lo cruzó la coach y Marcelo Tinelli avivó el escándalo. “O sea que no solamente estaba descompuesto, sino que no tenía idea de la dirección”, arrojó y antes los intentos de justificaciones, Sabrina entró en cólera.

“¿Vos me estás cargando? Sos cualquiera. ¡El ensayo fue siempre en el gimnasio! Que se calle, porque no… Te llamé y te dije que te estábamos esperando una hora y ellas están de testigos”, siguió, furiosa la coreógrafa, mientras que Joel aseguraba que había “pensado mal”. “Así como no pensaste en tomarte la pastilla de carbón y pensaste mal. Perdoname, pero empezá a pensar mejor. ¿Estuvimos ensayando todo el día y ahora venías a hacerte el buenito? Tendrías que decir ‘chicas, estuve mal, disculpen”, continuó Sabrina, enojadísima.