Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Pampita reveló cómo hace para poner límites a sus hijos: "Les digo ‘te vas a pensar’; me dijeron que tiene que ser un minuto por edad"

La conductora de Pampita Online dio detalles de cómo es su técnica para educar a sus pequeños cuando se portan mal. 

Pampita contó cómo hace para poner límites a sus hijos: "Les digo ‘te vas a pensar’; me dijeron que tiene que ser un minuto por edad"

En medio de un debate sobre la maternidad, Pampita compartió su experiencia personal y contó cómo encara la educación de sus hijos Bautista, Benicio y Beltrán (frutos de su relación con Benjamín Vicuña) en vivo.

“Yo tengo suerte porque cuento con ayuda y la verdad es que mis hijos son un amor también. Pero sí soy de decir ‘andá a pensar lo que hiciste mal, recapacitá’”, comenzó diciendo la conductora de Pampita Online.

En cuanto a qué hace cuando tiene que retar a sus pequeños, Carolina Ardohain (que también tiene a Ana, con Roberto García Moritán) reveló: “Les digo ‘te vas a pensar’. Y me dijeron que tiene que ser un minuto por edad. Es decir, al año se van a pensar un minuto; a los dos años, dos minutos; y así. No sé si ayuda mucho, pero ya saben que es así”.

"A mis hijos (cuando se portan mal) les digo ‘te vas a pensar’. Y me dijeron que tiene que ser un minuto por edad. Es decir, al año se van a pensar un minuto; a los dos años, dos minutos; y así".

“Si no (se portan bien) bajo línea, saco los dispositivos electrónicos en un segundo y no hay más teléfonos ni nada. A los hijos les hace bien los límites. Los ayuda a crecer, se sienten amados y contenidos. No hay que dejar pasar nada”, agregó.

"A los hijos les hace bien los límites. Los ayuda a crecer, se sienten amados y contenidos. No hay que dejar pasar nada".

Y cerró: “Yo soy estricta en algunas cosas, pero re permisivas en otras. Ellos saben que hay ciertas reglas de respeto y conducta que tienen que mantener en casa principalmente, y eso llevarlo a todos los ámbitos de la vida. Esa es la idea, no sé cómo me saldrá. Viene saliendo bastante bien, no me puedo quejar. Después serán libres, harán su vida y espero –desde casa- haberles puesto ciertos valores que los acompañen siempre”.