Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Marley, el amor de un padre que visibilizó otras realidades: "Vivimos una etapa en la que se naturalizan nuevas formas de familia"

Marley, el amor de un padre que visibilizó otras realidades: Vivimos una etapa en la que se naturalizan nuevas formas de familia
Marley, el amor de un padre que visibilizó otras realidades: Vivimos una etapa en la que se naturalizan nuevas formas de familia

El conductor de Minuto para ganar en una charla exclusiva con Ciudad: su vínculo con Mirko, cómo es Susana como madrina, la posibilidad de tener otro hijo y más.

A los 46 años, Marley (48) tomó la decisión más importante de su vida: ser padre. El conductor recurrió a una subrogación de vientre en los Estados Unidos para cumplir su sueño y, el 27 de octubre de 2017, compartió su alegría con el mundo entero. “¡¡Nació Mirko!!! 17:26 horas de acá, 51 cm, 3,220kg. ¡Nació con 37 semanas, necesita un poco aún de cuidados, pero muy felices! ¡¡Gracias a todos!! ¡¡¡¡¡Soy papá!!!!!”, publicó exultante en su cuenta de Instagram.

A poco más de un año de aquel momento bisagra en su vida, Marley habló en un mano a mano imperdible con Ciudad sobre la paternidad, su vínculo con Mirko, la posibilidad de tener otro hijo, la exposición que dará en el Congreso para compartir su historia y su regreso al prime time de Telefe con Minuto para ganar (de lunes a viernes a las 21.30), el exitoso ciclo que entrega un millón de pesos en premios.

-¿Te vas a tomar unos días para ir a Pinamar con Mirko?

-Sí, me voy el fin de semana porque el perro ya está allá y Mirko lo extraña. Están todo el día buscándose el uno al otro. Un amigo se lo llevó para la costa y ya están mi hermano y mi primo también.

"Me pareció importante compartir mi historia. La subrogación no es solo para padres y madres solas. En el canal hubo gente que me dijo ‘tengo una prima que hace años busca un hijo con el marido. Quieren hablar con vos para ver si los podés guiar’. Les pasé los contactos y acaban de tener una hija".

-¿Van a ser vacaciones cortas o largas?

-Depende de Minuto para ganar y que el canal defina la cantidad de capítulos. En principio, estamos hasta marzo y después ya arranco con Por el mundo. Iré y vendré de Pinamar, y veré cómo lo iré intercalando. Pinamar no es tan lejos así que es sencillo.

-¿Qué es lo que más disfrutás hacer con Mirko?

-Me gusta todo porque todos los días va cambiando. Ahora está con la locura de caminar todo el tiempo y le gusta que lo persiga. Estamos con ese juego de que lo agarro; vamos del living, a otra habitación. Se me aparece por atrás y me va siguiendo por donde voy. Me vino a visitar un día al programa, recorrió el estudio y le llamó mucho la atención. Nunca había entrado a un estudio, la única vez fue cuando fuimos al programa de Susana (Giménez), pero tenía un mes y medio. No paraba de correr por todos lados.

Marley, el amor de un padre que visibilizó otras realidades: "Vivimos una etapa en la que se naturalizan nuevas formas de familia"

-Cuando agradeciste el Martín Fierro de Oro digital dijiste: “Lo importante es que esto lleve a naturalizar las nuevas familias que se pueden armar en estos tiempos”. ¿Sentís que ayudaste a mostrar otras realidades?

-Si, creo que sí y lo veo en las redes sociales, donde me escriben muchos. Por eso me pareció importante ir mostrando la historia de Mirko. Mismo acá adentro del canal hubo gente que me cruzó y me dijo ‘yo tengo una prima que está con su marido y hace años están buscando un hijo y no pueden. Están movilizados con tu historia y quieren saber si pueden hablar con vos para ver si los podés guiar’. Les pasé los contactos y acaban de tener una hija. Entonces la subrogación es una forma de tener familia no solo para padres y madres solas, hay un montón de casos. En Estados Unidos hay mujeres que han pasado por un cáncer, no pueden tener hijos y la subrogación es una buena forma de que cumplan su sueño. Acá no está todavía legislado bien y esto sirve para llamar la atención. Un senador me escribió para ver si podía ir al Congreso a hablar sobre mi caso para llevar adelante un proyecto de ley.

"Cuando dije que iba a ser papá un montón de abuelos me felicitaban y yo pensé que iba a costar más la aceptación en las generaciones más adultas. Todo el mundo lo vio como algo positivo y algo lindo".

-¿Lo de tu exposición en el Senado se va a concretar?

-Si, yo no tenía problemas de hacerlo, pero cuando me lo propusieron estaba viajando con Por el mundo y me era imposible. Pero no tengo ningún problema.

-Estaría buenísimo que tengas la posibilidad de exponer tu historia ante los legisladores.

-Totalmente, fue el senador de Mendoza (Julio) Cobos. Me escribió y me pareció interesante. En Argentina la ley dice que la mujer que da a luz es la madre y, en Estados Unidos, no necesariamente. La mujer que decidió ayudarme a mí para tener a Mirko tenía la subrogación incluida en la prepaga del trabajo de su marido. También hay mucha desinformación y muchos creen que es un negocio, pero hay mucha gente en Estados Unidos y Canadá que lo hace sin fines de lucro. Mujeres que donan sus óvulos y que llevan a cabo los embarazos sin ninguna retribución, simplemente por una cuestión humanitaria.

-Es impresionante lo que se generó con Mirko. ¿Te sorprende?

-Es raro que un bebé tenga 2.6 millones de seguidores, pero también tiene que ver con cómo se naturalizó esta historia. Cuando dije que iba a ser papá un montón de abuelos me felicitaban en la calle por la decisión que había tomado y yo pensé que iba a costar más quizás la aceptación en las generaciones más adultas y no fue así. Todo el mundo lo vio como algo positivo y algo lindo. Está bueno que estemos viviendo una etapa en la que se naturalizan nuevas formas de familia.

"Cobos me escribió para ver si podía ir al Congreso a hablar sobre mi caso para llevar adelante un proyecto de ley. Cuando me lo propuso estaba de viaje, pero se va a concretar".

-¿Y cómo viviste la polémica Martín Fierro por el Oro a Mirko?

-No me molestó, siempre hay que polemizar sobre algo. Pero no solo acá, en todo el mundo es así. Todos los premios son así y hay polémicas. Nunca hay un 100% de gente de acuerdo y no me afecta en lo más mínimo. Entiendo que un youtuber pueda enojarse porque dice ‘estoy trabajando todo el año y me gana un bebé’, pero creo que lo que Aptra estaba premiando era el fenómeno que se produjo con Mirko, que en un año consiguió 2.6 millones de seguidores.

-¿Cómo es Susana como madrina?

-Susana es divina, un amor de persona. Hablamos siempre y nos vemos cada tanto. Ahora está en Punta del Este y me dijo que fuera a visitarla, pero los traslados con Mirko son más complejos. Entre todo lo que trabajo y el bebé, es más difícil.

-¿Te gustaría ser padre de nuevo?

-Si, sí, pero me voy a tomar mi tiempo para pensarlo bien. Rodolfo Barilli, que tiene dos hijos, me dijo el otro día que lo pensara bien porque los padres llega un momento en que nos vamos y los hermanos quedan para siempre. Me dejó pensando. Tiene razón y me gustaría, pero también es mucho trabajo y tengo que ver cómo lo llevaría a cabo.

"Me gustaría ser padre de nuevo. Rodolfo Barilli me dijo el otro día que lo pensara bien porque los padres nos vamos y los hermanos quedan para siempre. Me dejó pensando. Tiene razón, pero también es mucho trabajo y tengo que ver cómo lo llevaría a cabo".

-Volviendo al plano profesional, ¿cómo te preparaste para la vuelta de Minuto para ganar?

-Me tomó de sorpresa, nunca imaginé que me iban a decir de hacer otra vez este programa. Lo habíamos hecho durante tres años y fue un fenómeno en su momento. Me pareció una muy buena idea porque es un programa que se instaló mucho en la familia, que lo podía jugar con los elementos de su casa. Al haber pasado seis años, hay todo un público nuevo y es muy interesante. Se nota que la gente vino más preparada porque ya no los tomás de sorpresa. Los juegos los hacen muy bien. ¡A mí no me salen!

-¿Fue de improviso la propuesta?

-Si, yo estaba haciendo La Voz Argentina; fue hace muy poco. Me llamó Darío Turovelzky (director de Contenidos Globales Viacom/Telefe) y me preguntó qué opinaba si hacíamos de vuelta el ciclo. Le dije que me parecía una muy buena idea, ¡pero no pensaba que era para ya! Y de repente me dijo que empezaba el 14 de enero, ja ja ja.

-Peinate y perfumate que arrancás...

-Claro, ja ja ja. Cambiate la ropa que empezás de vuelta. Pero la verdad es que es un programa que disfruté tanto que no me molestaba no tener vacaciones porque es muy entretenido.

Marley, el amor de un padre que visibilizó otras realidades: "Vivimos una etapa en la que se naturalizan nuevas formas de familia"