Marcelo Polino, sobre Laurita Fernández tras criticar al Bailando: "Tiene desagradecimiento; se ‘cabretizó’"

El conductor se molestó con su excompañera de jurado y le pegó un palito por su supuesto pase de canal.

Marcelo Polino, terminante tras las quejas de Laurita Fernández sobre el Bailando: "Tiene un dejo de desagradecimiento"

Las palabras de Laurita Fernández siendo crítica sobre el rol de jurado que jugó en Bailando 2018 no cayeron bien entre sus compañeros. Marcelo Polino se unió a Lourdes Sánchez, Ángel de Brito y Yanina Latorre, y fue duro con la protagonista de Sugar.

"El Bailando le dio todo a Laurita, arrancó como soñadora y llegó a ser jurado. Me parece que hay que tener una mirada de agradecimiento. Sacarlo a la luz tiene un dejo de desagradecimiento".

“El Bailando le dio todo a Laurita, arrancó como soñadora y llegó a ser jurado. Me parece que hay que tener una mirada de agradecimiento. Todos hemos tenido trabajos con cosas que no nos han gustado, pero sacarlo a la luz tiene un dejo de desagradecimiento”, aseguró el periodista en Confrontados, crítico sobre la actitud de la actriz.

"Laurita se ‘cabretizó’. Cuando habla piensa dos veces lo que va a decir, te la hace como light. Está buscando otro perfil, de hecho va a hacer otra comedia con Cabré y está buscando arreglar con Telefe. Así es fácil decir ‘no me gustó lo otro’".

Luego tildó a la bailarina de haber tomado los modos de Nicolás Cabré, su novio. “Laurita se ‘cabretizó’. Cuando habla piensa dos veces lo que va a decir, te la hace como light, te recuerda los años de estudio. Está buscando otro perfil, de hecho va a hacer otra comedia con Cabré y está buscando arreglar con Telefe”, lanzó, para rematar con un irónico “así es fácil decir ‘no me gustó lo otro’”.

También Marcelo le bajó el pulgar a cómo había sido la labor de Laurita como jurado: “La prefiero como participante. No es un certamen de baile, es un reality. Si el 50% no te interesa y no lo cumplís, queda rengo lo que estás haciendo”, sentenció.

Unos días antes Laurita había prendido la mecha: “En el Bailando no tuve la posibilidad de hacer lo que sé hacer o me gusta hacer. Es donde yo me di cuenta que no me sé desenvolver ni me gusta, no me sentí cómoda en el rol de jurado en ese formato, la devolución es como que no tenía sentido”, había asegurado en Por si las moscas, el ciclo radial de La Once Diez. “Yo creo que todos los años tienen como ansias de dar una vuelta, o cambiar, o lo que sea, es un programa de televisión y es adaptarse a lo que va sucediendo. Yo hacía o daba hasta donde podía. No me salía ir y poner un cero porque sí para generar algo”, expresó la bailarina.