Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte cruce de Majo Martino con Locho Loccisano en El Hotel de los Famosos: "¿Querés que nos matemos todos?"

La panelista cruzó al nuevo integrante del reality de eltrece y mantuvieron un picante mano a mano. ¡Mirá!

Majo Martino y un fuerte cruce con Locho Loccisano en El Hotel de los Famosos: "¿Querés que nos matemos todos?"

Luego del tenso momento que se vivió en El Hotel de los Famosos luego de unos participantes hablaran mal de Locho Loccisano sin notar que estaba a pocos metros acostado en su cama, Majo Martino encaró al nuevo participante en ingresar al reality y la charla desembocó en un picante ida y vuelta.

Así fuel el ida y vuelta entre Majo y Locho en el programa de eltrece:

Majo: -Es una situación de m… todo. Yo sé que estabas ahí en la conversación.

Locho: -¿En la que estaban diciendo que me iban a nominar? Sí, estábamos todos. No me gusta que me digan en la cara cosas así.

Majo Martino: "¿Qué querés que hagamos? ¿Qué nos matemos? Si el juego es nominarse. ¿Qué querés, que nos matemos todos?".

M: -Es una cag… porque a mí me parecés un pibe espectacular, dulce, divino, todo. Y no quisiera ni nominarte esta noche. Pero no puedo nominar a mis compañeros que estuvieron jugando y lo dieron todo.

L: -Entonces no me nominás por nuevo, me nominás porque no jugué.

M: -Porque tengo que nominar a alguien…

L: -Está bien, pero no me lo romantices.

M: -No te lo estoy romantizando, te estoy dando mis razones. ¿Qué querés que hagamos? ¿Qué nos matemos? Si el juego es nominarse. ¿Qué querés, que nos matemos todos?

L: -No, quiero que no lo romanticen porque a mí no me gusta.

Locho Loccisano: "No, quiero que no lo romanticen porque a mí no me gusta".

M: -¿Y qué preferís? ¿Que estemos todos con cara de cu…, todos sin mirarnos y enojados? No es grato vivir el día a día enojado con alguien cuando te obligan a nominar.

L: -Yo no estoy enojado, a mí me pone triste.

M: -No quiero que estés triste. A mí me pone triste que vos estés así.

L: -Y bueno, no me nomines entonces.

¡Qué momento!