Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fede Bal le pone pimienta a MasterChef Celebrity: "Quiero ganar y creo que tengo muchas chances"

Fede Bal, picante antes de MasterChef Celebrity: Cada plato se tiene que defender, aunque sea una mier...
Fede Bal, picante antes de MasterChef Celebrity: Cada plato se tiene que defender, aunque sea una mier...

El actor que viene de superar un cáncer de intestino se confesó ante Ciudad. Su firme deseo de consagrarse en el reality, su gran amor por Sofía y sus nuevas rutinas saludables.

Al igual que en cada proyecto que encara, Federico Bal (31) se puso el firme objetivo de ganar MasterChef Celebrity. Y cuando Fede se propone algo con toda su energía y disciplina, el éxito suele acompañarlo, ya sea para haberse consagrado campeón del Bailando 2015, o -mucho más importante- por haber superado al cáncer de intestino que a principios de año puso en jaque su salud.

“Como todo lo que hago, quiero ganar y creo que tengo muchas chances de hacerlo”, se entusiasma al hablar de su participación en el programa de entretenimientos, que además otorga un premio de un millón de pesos en efectivo. “Es algo súper nuevo para mí el tema de la cocina, pero no tan nuevo el reality. Entonces, hay una combinación de cosas que me divierten y otras que estoy aprendiendo, no lo puedo creer”, dice sobre el reality culinario que conduce Santiago del Moro en el prime time de Telefe.

"Es un programa que reúne a la familia y van a encontrar recetas nuevas, van a aprender, se van a reír. Tiene todas las condiciones para ser el programa del año”.

Con el delantal de MasterChef marcado a fuego después de tres semanas de grabaciones de la competencia, Fede cuenta orgulloso: “Lo tomo como una gran escuela de cocina. Me divierto mucho y se generó una gran familia, el elenco es impresionante y somos todos muy amigos. El jurado tiene unas devoluciones increíbles, se van a quedar con la boca abierta, con mucha alegría. Hay grandes desafíos y sorpresas en la cocina, porque por ahí el que uno piensa que es muy malo en realidad la rompe, y viceversa. Hay cosas geniales en este programa porque va a volver la familia argentina a sentarse frente a la tele. Es algo que siento que hace mucho no pasaba, porque es un programa que reúne a la familia y van a encontrar recetas nuevas, van a aprender, se van a reír, tiene todas las condiciones para ser el programa del año”.

Hijo de Carmen Barbieri y de Santiago Bal, el duro esfuerzo y la fama son dos constantes en su vida desde pequeño, aunque después del movilizante año que pasó tras su enfermedad y la muerte de su padre ahora se tome la vida de una forma mucho más calma. Es más, el domingo ni siquiera festejó su cumpleaños junto a su madre y a sus hermanos, Mariano y Julieta: “No veo a nadie, estoy cuidándome por la cuarentena. Solo estoy con Sofi, mi novia. El domingo celebramos mi cumple juntos con unas ricas hamburguesas en casa. A la noche nos quedamos viendo mi unipersonal con un vinito, pero no vi ni a mi vieja ni a mi hermano ni a mi hermana porque me parecía arriesgado, sobre todo porque empecé a grabar. Quiero cuidarlos y cuidarme”.

“No veo a nadie, estoy cuidándome por la cuarentena. Solo estoy con Sofi, mi novia. El domingo celebramos mi cumple juntos con unas ricas hamburguesas en casa".

Sofía Aldrey es la mujer con la cual Fede afrontó sus horas más oscuras y vive sus momentos más felices. A ella admite que le “debe mucho” y la describe como “el amor más privado que puede tener” en una charla en la que además se emociona al recordar la decisiva influencia que su testimonio tuvo para que la diputada nacional Mirta Tundis pudiera librar su propio combate contra el cáncer.

-¿Qué sentiste la primera vez que entraste al estudio, que a la vez es un isla de cocina?

-Cuando entramos el primer día a grabar me quedé con la boca abierta porque no puedo creer la cantidad de cámaras, el nivel de equipos, la escenografía porque es calidad de cine. No parece un programa de nuestro país, con todo el amor que le tengo al país. Es un formato completamente renovador y futurista, la gente realmente la va a pasar increíble porque los platos se filman en cámara lenta, van a ver volar los ingredientes. Es otro nivel de televisión y creo que la gente lo va a abrazar y será feliz con este programa durante todo el año. Está buenísimo porque además se va a ver en un montón de países y eso da proyección internacional. El Bailando también me lo permitió y por eso me quieren mucho en Bolivia, Ecuador, Paraguay, Chile, Uruguay… Son laburos que hacen que te conozcan en toda América y eso es genial.

-¿Vas a apelar a tu simpatía para ganar en MasterChef Celebrity?

-Hacerme el gracioso es mi forma de vida, porque es ponerle humor a todo. Pero no pasa por hacerme el gracioso, sino que voy a cocinar, y a querer ganar, porque en todo lo que compito quiero ganar. Voy a sacar mi mejor versión, pero siendo yo. En el Bailando también era yo, no creo que tenga un personaje para cada show, y este programa me invita a ser más auténtico que nunca, que es lo más lindo.

"Acepté hacerlo porque también es una alegría poder salir de casa a trabajar y competir un jurado excelente, un conductor tremendo con unos compañeros divinos. Me parece que es una suma toda positiva".
-¿Cuánto tuviste que pensar junto a tu familia antes de aceptar la propuesta de Telefe?

-Lo pensé un poco por el hecho de que cuando a uno le ofrecen el Cantando o el Bailando son competencias sobre un hecho artístico, pero la cocina es algo que escapa un poco de mí. Es también entender que uno se va a someter a un jurado que va a juzgarte y a la vez a sacar lo mejor de uno, en un ámbito que desconozco. Desde ese lado fue pensar si estaba dispuesto a bancarme la devolución cuando los platos no me salieran bien, porque es muy probable que me pase eso. Pero me dije que sí, que era un momento para jugármela. Estoy con muchas ganas de salir y entretener, que durante muchos meses estuve encerrado sin poder hacer tanto. Acepté porque también es una alegría poder salir de casa a trabajar y competir un jurado excelente, un conductor tremendo con unos compañeros divinos. Me parece que es una suma toda positiva.

-¿Cuál fue la reacción de tus médicos cuando les comentaste que ibas a estar en MasterChef?

-No me dijeron demasiado. Me dieron el aval para trabajar. Mis últimos estudios dieron que el tumor se fue por completo. Está claro que tengo que seguir con estudios durante un largo tiempo porque necesito entender que siempre voy a ser un paciente oncológico y tengo que tener los cuidados extremos que una persona “sana” que no haya tenido cáncer no tendría. Me tengo que hacer estudios con más frecuencia.

-O sea que ya no estás inmunodeprimido…

-No. En cuanto al sistema inmunológico estoy con las defensas perfectas.

"Mis médicos me dieron el aval para trabajar Mis últimos estudios dieron que el tumor se fue por completo".

-¿Cómo adaptaste tu nueva forma de alimentación saludable a MasterChef?

-Bueno, es que yo en mi casa como todo, simplemente estoy intentando bajar el consumo de carne y tener una vida más vegetariana. Es algo que me cuesta, que por momentos puedo y por otros me cuesta un poco más. Pero lo llevo bien y claramente puedo hacer y probar todas las comidas que me imponga el desafío.

-¿Ponés en práctica algunos de los conocimientos aprendidos en el reality para agasajar a Sofía?

-La verdad es que en casa ella cocina bastante porque es muy buena cocinando y a la hora de hacer alguna comida dulce, o tortas, ella es muy buena y la dejo que maneje la cocina. Yo a veces me meto, cocino un toque y se ríe porque ahora llego con un gran caudal de información, le tiro data y se muere de risa de que antes no sabía nada y de golpe sepa un montón. Tenemos una linda relación desde ese juego.

-Habiendo ganado el Bailando, ¿te ves con posibilidades reales de consagrarte también en MasterChef?

-Yo lo que siento es que lo que importa es competir y abrazar a las oportunidades que me permiten ser tan variado, poder deslumbrar, cambiar de canal, hacer cosas nuevas en mi carrera. Pero como todo lo que hago, quiero ganar y creo que tengo muchas chances de hacerlo. Creo que mi proceso va a ser de menor a mayor y de a poco voy a demostrar que aprenderé mucho con los jurados, que son los mejores del país.

"En mi casa como todo, simplemente estoy intentando bajar el consumo de carne y tener una vida más vegetariana. Es algo que me cuesta, que por momentos puedo y por otros me cuesta un poco más".

-¿Sos cholulo de alguno de los famosos del programa?

-Sí, del Mono de Kapanga. Siempre veía sus shows, coincidíamos mucho en la noche. Estoy aprendiendo un montón de cosas de Boy Olmi porque es un tipo increíble. Leticia Siciliani es lo más también, o la misma Patricia Sosa como gente de la música, que quizá antes no tenía tanta llegada. No sé si la palabra que lo define es cholulo, pero era fanático de ellos y me encanta compartir con ellos un programa como este, que apunta a la alegría, al humor, estar juntos, pasarla bien.

-¿Con cuál de todos lograste forjar más camaradería en el reality?

- Con el Mono, que me cae muy bien y es una persona increíble. Tenemos una muy buena relación en la competencia.

-¿Cómo es tu relación con Santiago del Moro, a quien habrás amado y odiado en su época de Infama?

-Lo bueno es que lo conozco desde su época de Much Music, entonces esa época de él era hermosa. Después lo padecí un poquito en Infama cuando se metía con los famosos, pero es un tipo tan camaleónico que está en su mejor versión y está increíble en la conducción. Ahora tenemos la mejor relación, es un capo total.

"A Santiago del Moro lo padecí un poquito en Infama cuando se metía con los famosos, pero es un tipo tan camaleónico que está en su mejor versión y está increíble en la conducción. Ahora tenemos la mejor relación"..

-¿Cuál es tu actitud frente a las devoluciones de los jurados?

-Cada plato se tiene que defender, aunque lo que se presente sea una mier… Esa es la gracia, es lo mejor que uno puede dar sobre el desafío del día. Y me parece que el juego también está en defender lo indefendible y se puede ver algo muy lindo. El jurado es muy capaz e inteligente, no te deja escapar ninguna falla. Son muy picantes y se van a reír mucho.

-¿Se logró forjar una relación compinche entre los participantes pese a las limitaciones del distanciamiento social?

-Hay mucha camaradería, a pesar de que siempre estamos con la distancia social y todo lo que Telefe impuso como medidas preventivas. Estamos en contacto, nos reímos, hablamos con distancia y la pasamos muy bien porque es de lo que se trata todo esto.

"Estoy tratando de construir una burbuja donde pueda sanarme y cuidar mi corazón también, cuando antes me ocupaba tanto tiempo a ver qué decían de mí, que era un estrés muy grande".

-¿Cómo cambió tu forma de afrontar la vida luego de todo lo que te pasó en el último año?

-Me ocupo de ser feliz muchísimo más que antes. Tengo en mi presente las ganas de disfrutar el día como si fuese el último. Ahora disfruto de momentos que quizá antes los pasaba por alto, como una tarde al sol, con mi perro. Ya no ocuparme tanto de lo que digan de mí en la prensa. De hecho, en mi casa no tengo cable y si veo un programa lo veo por una aplicación porque ya no estoy tan pendientes de los programas de chimentos o información. Estoy tratando de construir una burbuja donde pueda sanarme y cuidar mi corazón también, cuando antes me ocupaba tanto tiempo a ver qué decían de mí, que era un estrés muy grande. Ahora estoy mucho más relajado y jugando un poco más, disfrutando de las pequeñas cosas de la vida.

-Y Sofía ocupa un lugar preponderante en tu corazón y fue una artífice fundamental en tus cambios

-Sí. Ella me ayudó muchísimo, me acompañó, fue la persona que me llevó al médico cuando yo no me quería hacer el estudio (que luego desencadenó el diagnóstico de cáncer de colon). Le debo un montón de cosas y es un amor muy lindo el que tenemos, nos llevamos muy bien.

-Después de atravesar juntos una situación tan límite como la que viviste, ¿hablaron de ser padres o de casarse?

-No es algo que hablemos, ni es algo que yo sueñe. Creo que ella tal vez tenga más ganas que yo, pero estoy muy tranquilo. Es una relación muy linda y tenemos que entender que hubo mucho terremoto, que tenemos un poco de paz y después de todo lo que pasamos queremos empezar a vivir una vida más tranquila.

"creo que Sofi es el amor más privado que puedo tener. Es una mujer que no trabaja en el medio y tampoco es algo que le interese. Eso es hermoso para mí a la hora de relajarme con una mujer".

-¿Sofía es un amor más fuerte que el resto de los que tuviste?

-Todos los amores que tuve fueron fuertes e importantes, pero creo que este es el amor más privado que puedo tener. Es una mujer que no trabaja en el medio y tampoco es algo que le interese. Eso es hermoso para mí a la hora de relajarme con una mujer, porque con las experiencias que tuve ante las cámaras, es difícil que vuelva a las tapas de revista y todo ese tipo de situaciones que hoy en mi vida elijo no hacer. Y si tengo que hacer una portada de revista hablo de cosas más interesantes, como de mi recuperación, darle consejos a la gente y demás. No solo la vida privada.

-Hablando de los consejos que das, ¿cómo te cayeron las declaraciones de la diputada nacional Mirta Tundis cuando dijo en Los Ángeles de la Mañana que se animó a nombrar como cáncer a su enfermedad tras escucharte a vos?

-Fue tremendo. No solo fue fuerte sino que fue emotivo. Le pedí el teléfono a la producción de LAM y me contacté con Mirta porque ese era justo el mensaje que quería dar. Es muy loco cuando de golpe intentas dar un mensaje y ves que se recibe exactamente como uno quería. Mucha gente con esta enfermedad le tiene miedo a la palabra, a confrontarlo y el primer paso para curarse es llamar a la enfermedad por su nombre, si tenés cáncer tenés que contárselo a tu gente, a tus amigos y familiares para que ayuden. Hay que saber pedir ayuda y creo que lo que hace la gente es obviar la palabra y el primer paso para mí es reconocer lo que uno tiene para poder cambiarlo. Mirta, como mucha gente que me escribe en privado, me agradece esa forma en que yo les abrí los ojos, esa realidad que no veían. Y es lo que yo fui viviendo, no es que ahora quiero ser un tipo que da charlas TED ni nada por el estilo, sino que soy un actor, una persona del medio con ganas de mandar un mensaje por haberlo vivido. Llegó bien ese mensaje y me siguen llegando mensajes de cantidades de personas que son muy emocionantes.

"Un análisis clínico o una visita a un médico no puede suspenderse por miedo al covid, sino que hay que ir con muchos recaudos, con todas las medidas de prevención y hacerse los controles igual".

-¿Qué podrías decirle a las personas que no se hacen controles médicos por miedo al covid?

-Yo soy el primero que les dice a mis amigos que vayan al médico igual. Hay gente que tenía estudios programados y con este asunto no se los hizo, pero un examen a tiempo te salva la vida. Entiendo que hay que quedarse en casa, pero cuando la salud llama el coronavirus también tiene que estar en un segundo plano. Hay que cuidarse hasta cierto punto, porque durante la pandemia uno también tiene otros problemas de salud. No se habla de los pacientes oncológicos que se tienen que hacer tratamientos y demás. Te piden que te quedes en tu casa, ¿pero qué hacemos con los que todos los días tenemos que salir a hacernos un tratamiento? Me parece que hay que entender que todo se debe hacer en su justa medida. Un análisis clínico o una visita a un médico no puede suspenderse por miedo, sino que hay que ir con muchos recaudos, con todas las medidas de prevención y hacerse los controles igual. 

-¿Qué rutinas saludables tenés para cuidarte?

-La verdad es que ahora estoy un poco más gordo, ya no estoy tan flaco porque el parate y el encierro, junto con las pastillas, me hicieron inflarme un poco. Pero hace unos meses ya empecé a boxear, me puse un gimnasio en mi casa donde boxeo dos veces por semana y entreno tres veces a la semana. Ahí tengo mis pesas, mi bicicleta fija, la bolsa de boxeo y está todo muy bien, pero todo desde dentro de mi casa.