Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Escalofriante confesión de Ulises Bueno sobre la muerte de Rodrigo: “Mi mamá propuso que toda la familia se quite la vida”

El cantante le contó a Juana Viale que ante el golpe que le supuso la muerte de su hijo, Beatriz Olave reacción de esa manera.

El terrible recuerdo de Ulises Bueno sobre la muerte de su hermano Rodrigo

El 24 de junio de 2000 Rodrigo Bueno murió en un accidente automovilístico en la autopista La Plata - Buenos Aires y causó una terrible conmoción en su familia, al punto de que llegaron a considerar el suicidio. En Almorzando con Mirtha Legrand, Ulises Bueno le contó a Juana Viale que su madre, Beatriz Olave, le sugirió a sus hijos que todos se quiten la vida conjuntamente.

“Nos encerramos todos en la habitación del hotel donde estábamos, porque la prensa había invadido nuestras vidas de una forma terrible que no sabíamos cómo seguir adelante y nos propusimos quitarnos la vida”, dijo frente a Juana Viale el cantante, que en ese momento tenía solamente 15 años.

Tras captar poderosamente su atención de la conductora con esta revelación, Ulises señaló a su madre como la que lo instigó a él y a su hermano Flavio a considerar esta opción. “Mi mamá fue la que propone ‘¿qué hacemos?, ¿cómo seguimos?’ Para ninguna madre es fácil perder un hijo, menos cuando es una figura pública. Yo, por miedo, no me quería morir y dije ‘pongamos el pecho’”, explicó el vocalista.

“Para nosotros no era Rodrigo el artista, era mi hermano, era el hijo de mi mamá, era su magia en la casa; no era el Potro, el que llenaba estadios”, sentenció Ulises, que explicó que ese hecho traumático lo llevó a consumir drogas algunos años después.

“Comencé con el problema de adicciones a los 19 años. Yo estaba muy mimado y cuidado por mi hermano Rodrigo y su entorno. Pero en el ambiente de la noche ves cosas raras y veía a mucha gente desenfocada de su lugar. No me atraía, hasta que una noche mi mamá me dijo unas cosas que no me cayeron bien, me fui de mi casa y me emborraché”, recordó.

“Una persona me dijo ‘no podés volver así a tu casa’. Y bueno... así empezó. Estuve mucho tiempo consumiendo y eso me hacía sentir poderoso, me refugiaba en eso para sacar coraje ante la vida. Después se volvió una enfermedad muy peligrosa e incontrolable porque ya consumía todos los días y sin eso no me levantaba de la cama. Me desgastaba físicamente tanto que pasaba entre tres y cuatro días sin comer y pesaba 66 kilos”, concluyó.