Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Érica Rivas opinó fuerte de la actitud de sus compañeras de Casados con Hijos ante su polémica salida: "Me da tristeza cuando las mujeres no acompañan"

La actriz admitió que le dolió no haberse sentido apoyada por Flor Peña y Luisana Lopilato.

Érica Rivas opinó fuerte de la actitud de sus compañeras de Casados con Hijos ante su polémica salida.
Érica Rivas opinó fuerte de la actitud de sus compañeras de Casados con Hijos ante su polémica salida.

Al recordar su escandalosa salida de Casados con hijos, la actriz Érica Rivas aclaró que la bajaron del proyecto y lamentó no haberse sentido acompañada por sus compañeras mujeres. Vale recordar que el elenco femenino de la comedia lo completaban Florencia Peña y Luisana Lopilato

"Cada una hace lo que puede. Siempre me da mucha tristeza cuando las mujeres no acompañan pero siento que es parte de un camino que cada una va teniendo como puede, con los miedos con que nos enfrentamos en general las mujeres, puedo entender incluso cosas que van en mi contra, puedo entender que haya mujeres que hayan decidido no acompañarme o estar del otro lado porque entiendo que da miedo. Porque a mí me lo da", expresó en diálogo con Teleshow.

Y aunque aclaró que entiende que no todas las mujeres se manejen como ella, admitió que le dolió no haberse sentido acompañada por sus compañeras.

"Entonces, entiendo que puede pasar porque es un dolor para mí. Una piensa que del otro lado está solamente el opresor pero no, a veces también están tus propias compañeras, y eso es duro. La verdad que es duro... Pero también puede pasar. Por eso, es tan importante juntarse y acompañarse con mujeres que te apoyan", sumó.

Además, remarcó que seguirá viviendo una vida feminista y aclaró que jamás se bajó de Casados con hijos. Al contrario, subrayó que la bajaron.

"Mi militancia la voy a seguir y la seguiré siempre. Igual yo no me bajé, me bajaron. Yo no decidí, decidieron ellos. Y siempre pasó lo mismo, no solamente con esto: yo no quise dejar de estar en esos espacios de representación, para mí es importante estar más allá de que es la boca del lobo. Es muy difícil estar ahí pero yo no quería no estar. Al contrario: yo amo a María Elena y la amé siempre", añadió.

Antes de despedirse, diferenció a las mujeres que la apoyan en su lucha de las que le dicen que se banque las críticas por expresarse públicamente.

"Tengo mujeres que me apapachan, que me preparan comidita, que son mujeres que siempre tuvieron esa sensación, esa cosa con una, así sean las militantes más extremas y violentas, pero son mujeres que te hacen un guisito, que te abrazan. Y también están las otras que me dicen: 'Ok, vos sos feminista, bancatela'", añadió.

Y cerró remarcando la importancia de crear una red de contención entre mujeres.

"Así que estoy entre 'está bien, pero me duele', entonces voy a ver a alguien que me abrace. Por eso está bueno tener una red, muy importante, y siempre con el acompañamiento terapéutico que en los momentos más difíciles, y cuando la terapeuta es además feminista, vas a sentir ese contención de parte de ella también", sentenció.