Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Eloy, rechazado por Romina en GH 2015: "Vos tenés ganas de tener sexo y estás inventando que te pasan cosas, y no va a pasar"

El tweetstar le hizo una escena de celos a la rubia debido a la incipiente relación que ella mantiene con Francisco Delgado, y el intento desesperado fue un total fracaso.

Eloy rebotó con Romina dentro de GH 2015: "Vos tenés ganas de tener sexo y estás inventando todo esto, y no va a pasar"

Más que luchar por quién gana Gran Hermano 2015, por momentos pareciera ser más importante marcar territorio y formar pareja que conquistar al público para ganarse la fortuna en premios. Al igual que le sucedió a Brian con la creciente relación entre Nicolás Conte y María Paz Delgado, en mayor medida a Eloy Rivera (20) le afecta el constante coqueteo entre Romina Malaspina (20) y Francisco Delgado (29).

Romina a Eloy: "Buscás a todas, no soy estúpida… No es que te trato mal, yo soy así y ya lo sabés. Que esté con Fran, ¿qué? Porque me llevo bien con Fran, es mi amigo. No sé si amigo ya, pero tengo buena onda. Aparte, vos tenés una forma de acercarte o hacer las cosas que me molestan. Tenés actitudes de pendejo".

Desde que ingresó a la casa, el joven tweetstar quedó deslumbrado por la rubia, quien a su vez mantiene un vínculo muy especial con Francisco. Entonces, al ver que sus chances se desvanecen, como un adolescente desesperado intentó seducir sin éxito a la hermanita: "Desde la primera vez que te estoy buscando. ¿Te pensas que a mí me interesa maquillarme, o las boludeces que te digo? Son todas excusas para hablar con vos. Con las demás, jodo. ¿Pensás que me gusta Marian? Me gustás vos cómo sos, tu risa, todo. Me gusta estar con vos y cada vez que me quiero acercar, te hacés la tonta, me tratás mal, te vas, estás con Fran…".

Sin vueltas, Romina disparó: "Buscás a todas, no soy estúpida… No es que te trato mal, yo soy así y ya lo sabés. Que esté con Fran, ¿qué? Porque me llevo bien con Fran, es mi amigo. No sé si amigo ya, pero tengo buena onda. Aparte, vos tenés una forma de acercarte o hacer las cosas que me molestan. Tenés actitudes de pendejo". La charla derivó entonces en un confuso intercambio de reproches. "Yo me siento acosada si todo el tiempo me decís que te gusto o me pedís que te dé un beso. La forma de venir y decirme que te dé un beso, no me parece. De última vení, nos conocemos, primero como amigos y después vemos", disparó la modelo.

Eloy a Romina: "¿Entonces? Te quiero besar. El sexo no tiene nada que ver con los sentimientos".

Implacable, Eloy embistió una y otra vez contra el muro que significaba la negativa de Romina, que buscó todas las formas diplomáticas de rechazarlo: "Tenés actitudes que no me gustan, me molestan. Hay cosas que hacés y me dan bronca. ¿Por qué me tenés que insultar delante de todos? Yo te jodo con lo de paj… porque vos decís que te tocás 44 veces por día. Qué se yo… Oportunidad como amigo, obvio que hay. Pero no puedo arrancar estando con vos si no tengo una amistad antes. Estás yendo demasiado rápido y yo no me manejo de esa forma. Si yo te abrazo y te hago mimos, ¿a qué vamos a llegar? Si me estás diciendo que te pasa algo conmigo sin que nos abracemos ni que pase algo, si te abrazo, te podés enganchar más, y no quiero que te pase algo o la pases mal. (…) Ahora te digo que no".

Romina a Eloy: "Vos tenés ganas de tener sexo y estás inventando todo esto, y no vas a tener sexo conmigo. Después de las cosas que hacés, no, ni en pedo te voy a dar un beso o un abrazo. Te portaste mal conmigo".

Embalado, sin asumir la negativa de su amada, Eloy volvió a la carga: "¿Entonces? Te quiero besar. El sexo no tiene nada que ver con los sentimientos". Al borde del ataque de nervios, Romina explotó: "Vos tenés ganas de tener sexo y estás inventando todo esto, y no vas a tener sexo conmigo. Después de las cosas que hacés, no, ni en pedo te voy a dar un beso o un abrazo. Te portaste mal conmigo".

La tensa conversación concluyó cuando Eloy Rivera intentó arrinconar a Romina Malaspina para robarle el tan preciado beso cual púber inexperto, y la rubia abandonando la habitación de los hombres dejando al tweetstar con el orgullo destrozado.