¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Martín Liberman: "Le pregunté a mi mujer si le gustaría hacer un trío y casi me mata" - Ciudad Magazine

¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Martín Liberman: "Le pregunté a mi mujer si le gustaría hacer un trío y casi me mata"

El periodista deportivo no le teme a nada y se animó a descubrir su lado más hot. ¡Mirá! 

Martín Liberman y sus respuestas más hot para Ciudad.com (Fotos: Web).

En el terreno del sexo y el del fútbol no hay muchas diferencias: es importante la entrega, el compromiso y por supuesto, sudar la camiseta. Esos mismos valores son los que guían a Martín Liberman (40) en ambos campos.

El periodista y conductor, en pareja desde hace 15 años con Marcela Greco y padre de Blas (6), asegura que en lo que a aventuras sexuales se refiere... vivió lo que tenía que vivir. En un alto de su apretada agenda de compromisos personales y laborales (Central Fox en Fox Sports, En línea por Canal 26 y también por FM Uno) sacó a relucir toda su osadía: cómo antepone el goce de la compañera al propio en el plano íntimo, el rol de la autosatisfacción para las largas coberturas en el exterior y cómo llegó a proponerle  a su esposa (sin suerte) la posibilidad de hacer un trío. 

1) ¿Cómo fue tu primer beso y la primera vez que fuiste al frente con una chica?

-Mi primer beso fue a los 13 ó 14 años con una compañera de primaria que se llama Laura, una divina total, y hasta el día de hoy me río de esa situación. Los noviazgos de esa época eran tan inocentes que uno decía que era su novia y ni siquiera le habías agarrado la mano. El primer encare fue a los 12 años en algún asalto un sábado a la tarde. Era parte de un grupo en el club y saliamos todos juntos con las chicas a distintos lugares, como el cine. Nunca fui tímido para contar mis sentimientos, pero sí me costaba el encare en grupo o en boliches. Le declaraba el amor a muchas chicas al mismo tiempo, era bastante enamoradizo.

"Mi primera vez fue paga, tenía 13 años y en el momento la vi como si fuera más grande que mi mamá, lo que me marca que no estaba preparado para nada. Me acuerdo de la dirección, del departamento, del edificio y fue tan negativa la situación que me gustaría borrarla. Soy anti sexo pago, no me divierte, no me hace sentir hombre, nunca me gustó".

2) ¿Cómo fue tu primera relación sexual?

-Fue lamentable. La recuerdo sin mucho cariño y sin afecto porque no fue con una chica que yo conocía. Se dio con un grupo de amigos más grandes, por medio del hermano mayor de uno de ellos, y fue una experiencia triste, que ojalá mi hijo no repita, porque fue paga. Me acuerdo que la señora no me tuvo mucha paciencia, vio que era muy chico, yo tendría 13 años y en el momento la vi como si fuera más grande que mi mamá, lo que hoy me marca que no estaba preparado para nada. Me acuerdo de la dirección, del departamento, del edificio y fue tan negativa la situación que me gustaría borrarla. Soy anti sexo pago, no me divierte, no me hace sentir hombre, nunca me gustó. Me gusta conquistar a una chica porque creo que la seducción es tan importante como la concreción.

3) ¿Qué experiencias sexuales pudiste cumplir y cuáles te faltan?

-No soy un tipo tan fantasioso, pero todas las cosas que quise concretar, las hice. No me he privado de nada y siento que no le ha faltado ningún condimento sexual a mi vida, aunque siempre hay cosas por descubrir. No tengo nada pendiente. Lo he hecho en un auto, en el ascensor, en una piscina y en una pileta con gente alrededor. Soy un tipo abierto.

4) Alguna vez contaste que le propusiste hacer un trío a tu mujer y te sacó volando. ¿Cómo fue esa situación? ¿Sumó a la intimidad con tu mujer los besos que te dabas con tu bailarina en Bailando 2014?

-Un día estábamos charlando y yo soy de los que hablan todo, no me guardo nada, y le pregunté '¿no te gustaría…?' y casi me mata. Igual, creo que con Cristiano Ronaldo aceptaría, pero como nunca va a pasar, no lo voy a poder comprobar (risas). Yo no quiero que sea un varón, quiero que sea mujer. Los besos con mi bailarina más que calentarla a mi mujer, la enojaron, la calentaron pero en el otro sentido, me quería matar (risas). Ella me conoce y sabe cómo soy. Lo que hago, lo hago a fondo, no existen las medias tintas y si el coach me decía "acá va beso" o "chapala" lo hacía por el sueño y para tener una buena performance en el programa.

"Un día estábamos charlando con mi esposa y yo soy de los que hablan todo, no me guardo nada, y le pregunté '¿no te gustaría hacer un trío?'. Ella casi me mata. Igual, creo que con Cristiano Ronaldo aceptaría".

5) Con este boom de 50 sombras de Grey, ¿tuviste experiencias con juguetes sexuales, látigos, antifaces y esas cuestiones?

-Soy un cariñoso total y nada que tenga que ver con violencia me excita. Una chica me pidió una vez que le de un chirlo y le dije que no, no me sale. Sí hice lo de atarnos las manos, taparnos los ojos con una corbata, pero todo consensuado y a pedido, en el marco del disfrute de ambas partes.

6) ¿Qué opinás de la masturbación? ¿La practicás con regularidad o la archivaste?

-Es imposible que pueda archivarla porque tengo mundiales de 30 o 40 días (risas). De vez en cuando en los mundiales, en los juegos olímpicos, o en alguna de esas coberturas largas, mentiría si dijera que no salí a la cancha. La reservo para esos momentos. El año pasado me fui 37 días a Brasil y alguna vez me ayudé. La masturbación no la vinculo con el estrés, la oportunidad para bajar tensiones o la necesidad. No soy de las personas que creen que el organismo tiene necesidad de tener sexo, yo no tuve esa sensación, nunca me pasó de necesitar tener sexo, como si fuera la ansiedad por comer.

7) ¿Qué actitudes en la cama te ponen de buen humor para el sexo y cuáles son deserotizantes?

-Me deserotiza un pijama largo, los pares de medias, el buzo, la frazada. No me interesa tampoco el baby doll o la ropa de encaje, pero hay días en que mi mujer mete esos pijamas impresentables, grandotes y eso me mata. De mi mujer me gusta que cuando la busco, la encuentro y eso está bueno cuando llevamos 15 años juntos. Si la busco, ella está siempre lista, así que no me puedo quejar.

8) ¿Fuiste alguna vez infiel? ¿Te tocó tener que perdonar una infidelidad?

-Claro que fui infiel y también me tocó perdonar infidelidades. Fue en otra etapa de mi vida, y de hecho cuando conocí a mi actual esposa todavía estaba de novio. No soy quién para juzgar a alguien que comete un error. En mi noviazgo anterior yo había sido víctima de la infidelidad, así que tal vez devolví con la misma moneda. Igual no me justifico porque yo ya había perdonado lo que había pasado. No me arrepiento porque fue hace 15 años y gracias a eso formé una familia, sino no hubiera conocido a mi esposa.

"Siento que no le ha faltado ningún condimento sexual a mi vida, aunque siempre hay cosas por descubrir. Lo he hecho en un auto, en el ascensor, en una piscina y en una pileta con gente alrededor. Soy un tipo abierto".

9) ¿Quién era tu amor imposible en la adolescencia y qué famosa te parece sexy hoy?

-En algún momento fue Kim Basinger porque yo era chico y miraba Nueve semanas y media. Ya de más grande siempre me gustaron mucho Sandra Bullock y Julia Roberts. También  Adriana Brodsky, la bebota de Olmedo. La cara de Carmen Barbieri me volvía loco, incluso tuve la oportunidad de decírselo, su rostro me parece muy hermoso. No me tocaba pensando en ellas, pero sí las miraba como mujeres inalcanzables. Liz Solari me parece una mujer hermosa y hay miles en nuestro país. Por suerte lo puedo charlar con mi señora, y aprendí a valorar tanto la belleza femenina como la masculina. Ricky Martin, por ejemplo, es recontra fachero. David Beckham o Brad Pitt son pibes lindos. El hombre que no quiere reconocerlo es porque se siente inferior. Si vos estás conforme con quién sos tenés que reconocer cuando un tipo es fachero.

10) ¿Qué es lo que más te han elogiado en la intimidad?

-Soy un tipo divertido, cariñoso, muy respetuoso con la mujer. A la mujer hay que hacerla sentir bien y sobre todas las cosas, soy seguro de quién soy y de lo que tengo para ofrecer. Tengo amigos que han seducido diciendo que tenían aviones privados. Yo no discuto sus formas pero cuando había que subirse al avión, siempre estaba roto y terminaban en vuelo de línea (risas). Cada uno usa el arma que le sale. Mi arma siempre fue creer en mí.

TE PUEDE INTERESAR