Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Caniggia enfrentó las graves acusaciones de Mariana Nannis: "Nadie está por morir ni debe ser salvado"

El exfutbolista, acusado por su mujer de tener problemas con las drogas y ser violento, rompió el silencio.

Escuchá sus audios: Caniggia enfrentó las graves acusaciones de Mariana Nannis

En medio de rumores de escandalosa separación de Claudio Paul Caniggia (52), el 25 de agosto Mariana Nannis (53) arribó a la Argentina e hizo graves declaraciones en el programa de Susana Giménez. La mediática contó que no estaba separada del exfutbolista, afirmó haber sido víctima de violencia de género y de reiteradas infidelidades. Además expuso con crudeza que Caniggia le hizo "perder un embarazo por un paquete de cocaína", doce años atrás.

Con el conflicto familiar resonando en los medios de comunicación, Mariana protagonizó la tapa de la revista Caras, sostuvo lo que dijo en TV y remarcó: "Lo salvo o se muere", según titula el semanario.

" Acá hay dos cosas, nadie está por morir, ni debe ser salvado. Así de simple", comenzó diciendo Caniggia.

De bajo perfil mediático e instalado en Brasil por motivos laborales, Claudio Paul respondió a las fuertes denuncias de su ¿ex? mujer, a través de una conversación por WhatsApp que mantuvo con Tomás Dente, para Nosotros a la Mañana.

"Con respecto a todo lo que me están acusando, todos estos días, en diferentes programas y canales, cuando dicen ‘¿cómo, si lo viene a salvar, por qué dice todo esto’’. Acá hay dos cosas, nadie está por morir ni debe ser salvado. Así de simple", comenzó diciendo el deportista, en un audio.

"Sobre el tema de violencia de genero, no se puede acusar a nadie, hay que tener evidencias, un historial clínico. No se pueden mostrar fotos y decir 'él me pegó'".

Luego argumentó por qué no arribó al país para hacerle frente a Nannis: "También he escuchado decir, no recuerdo quién, en algunas entrevistas, cosas del tipo ‘¿por qué se oculta o tiene miedo de venir para acá?’. Yo trabajo y viajo todo el tiempo". Y agregó: "Yo participé en miles de eventos durante todo el año y viajo a 20, 30 países durante todo el año sin utilizar el nombre de nadie para salir ni en la televisión ni ganar dinero. Me lo he ganado con sudor y he jugado al fútbol casi 20 años y sigo viajando porque es mi trabajo".

Poniendo el acento a la grave acusación pública de haber ejercido violencia de género, Caniggia señaló: "Y sobre el tema de violencia de genero, lo respeto muchísimo. Es más lo descalifico totalmente porque sé que hay mucha sensibilidad social sobre este tema y es un tema delicado. No se puede acusar a nadie, hay que tener evidencias, un historial clínico. No se pueden mostrar fotos y decir 'él me pegó'. Y repito: acá nadie está por morir, ni debe ser salvado. Soy un tipo que se cuida, entreno. La gente me ve. Vivo en Puerto Madero, la gente me ve por la calle. Salgo a cenar y almorzar. ¿Qué más te puedo decir?".