Ciudad Magazine

Notas Top

Andrea Taboada contó por qué ya no la 'abruma' el deseo de ser madre: "Para mí no es un deber"

La panelista explicó que no se siente presionada por convertirse en mamá y su decisión de priorizar su carrera.

Andrea adora a Juana, la bebita de Mariana Brey.
Andrea adora a Juana, la bebita de Mariana Brey.

A diferencia de años atrás, hoy para ella la maternidad se convirtió en una elección y dejó de ser un "deber". Así lo entiende Andrea Taboada que, en diálogo con la revista Pronto, reivindicó una decisión que, años atrás, podría considerarse extraña: priorizar su carrera.

"Siempre me imaginé como madre. Entiendo que el tiempo pasa y puede que no se llegue a cumplir, pero también reconozco que relegué mucho el tema por priorizar mi profesión. No me arrepiento".

"Siempre me imaginé como madre. Entiendo que el tiempo pasa y puede que no se llegue a cumplir, pero también reconozco que relegué mucho el tema por priorizar mi profesión. No me arrepiento", contó la periodista.

"Admiro a las mujeres que pueden sacar adelante una familia solas, pero siento que en mi caso sólo lo haría con una pareja. No porque sea conservadora, nada que ver, pero no me imagino en esa situación".

Y, una vez más, aclaró que no sigue firme en su idea de que no se convertiría madre soltera por elección propia: "Admiro a las mujeres que pueden sacar adelante una familia solas, pero siento que en mi caso sólo lo haría con una pareja. No porque sea conservadora, nada que ver, pero no me imagino en esa situación". 

"No es algo que me abrume hoy. Tal vez, hace algunos años, lo tenía más presente, pero no me quema la cabeza. La maternidad es algo que me gustaría atravesar pero no es algo con lo que tenga que cumplir sí o sí. Para mí no es un deber".

Atento, el periodista siguió indagando: "¿Pero estás esperando a que llegue el hombre indicado o lo llevarías a cabo con un amigo?". Y Andrea cerró: "No lo pensé porque no es algo que me abrume hoy. Tal vez, hace algunos años, lo tenía más presente, pero no me quema la cabeza. Más allá de que me encanten los chicos, siento que la maternidad es algo que me gustaría atravesar pero no es algo con lo que tenga que cumplir sí o sí. Para mí no es un deber".