Mariana Nannis contó cómo la conquistó Claudio Caniggia... con una polémica descripción

Invitada a Este es el show, la excéntrica mediática reveló cómo se conocieron con el ex delantero de River y Boca, en medio de una declaración discriminatoria. Mirá el video.

Una Mariana Nannis auténtica describió su historia de amor con Claudio Paul Caniggia en Este es el show, con honestidad brutal a la hora de los detalles... y hasta con frases discriminatorias. Justamente haciendo gala de ese paradójico atractivo que hizo de Mariana un personaje "popular", que no esconde su polémica forma de ser, a pesar de las críticas que despierta.

"Claudio tenía un departamento y me dejaba esperando en la puerta. Vivía con los padres, con la abuela, con los hermanos, con todos. Y yo decía: ‘Dios mío, parezco una boliviana’, con perdón de los bolivianos. ¡Pero me dejaba esperando en la vereda!".

Ante la sorpresa de Denise Dumas, Nannis reveló que ella pertenecía a una clase social acomodada y que desconocía quién era el hombre que insistentemente la llamaba a su casa, después de quedar flechado al verla en un bar: “Llamó no sé cuántas veces y me dijo ‘yo soy Claudio Caniggia’. Yo le constesté: ‘Y mi abuelo patea calefones. Yo qué sé quién sos’. Empezamos a hablar por teléfono y después de un mes, nos encontramos”. En esa época, el Pájaro jugaba en River.

En su relato, Nannis confesó que su padre la llevó a su primera cita con Claudio Paul. Y le dijo: “Si salgo corriendo es porque el pibe está hecho un desastre, es un vómito y me voy”. Pero al verlo, no hizo falta escapar:  “A mí no me encantó cuando lo ví, era normal. No hubo beso la primera salida, me llevó a mi casa. Yo tenía 80 que me llamaban, así que uno más no me iba a hacer problema. Tenía 200 que estaban atrás del culo mío. No es que salis, te tirás encima del tipo y en seguida le abrís las patas. Eso no es serio”.

Teto Medina, que en esos tiempos era modelo y conocía a los protagonistas de la relación, bromeó con Mariana: “Teto dijo ‘qué bueno, este no se enganchó con un gato’. A Claudio se le tiraban todas las trolas encima. A mi casa llegaban ramos de flores, entonces cortaba los pimpollos y le dejaba todos los palos. Y le decía ‘estas son las flores que te mandaron tus putas’”.

Más tarde, se despachó con un comentario de mal gusto, a pesar de sus posteriores disculpas: “El tenía un departamento y me dejaba esperando en la puerta. Me parece que vivía con los padres, con la abuela, con los hermanos, con todos. Y yo decía: ‘Dios mío, parezco una boliviana’, con perdón de los bolivianos. ¡Pero me dejaba esperando en la vereda! Nunca conocí el departamento”.

Al final de la nota, Mariana Nannis defendió la libertad de sus hijos y aseguró que no se escandalizaría si Charlotte Caniggia se enamorara de un Wachiturro: "Los re banco", sentenció. Si ella lo dice...