Lola Ponce legitimó su brillo

"ShowMatch" Triunfadora en el exterior, la rosarina embelesó también al jurado de "Bailando por un sueño".
Y sí, todavía siguen con el reggaeton. Es que los participantes de "Bailando por un sueño 2010" son tantos, que no hay tiempo que alcance. Las que pasaron anoche por ShowMatch (El Trece, a las 22.30) fueron cinco parejas: las que encabezan -por orden de aparición- el cantante (y hermano del presidente chileno) Miguel Piñera, la estrella internacional (y rosarina) Lola Ponce, la modelo y panelista (y ex del Ogro Fabbiani) Amalia Granata, la modelo y conductora Cecilia Bonelli, y la actriz (e hija de Reina Reech) Juana Repetto.

Después de los paños fríos puestos a las disputas escandalosas entre Graciela Alfano y Aníbal Pachano, el tribunal que también conforman Reech, Ricardo Fort y Carmen Barbieri se dedicó nuevamente a pensar en las "devoluciones" más que en otra cosa.

Y la más elogiada fue Lola Ponce. Cantante y actriz, la muchacha se animó a bailar subida a unos tacos altos (la mayoría lo hizo en zapatillas) y no decepcionó. Pachano remarcó su elegancia, Alfano puso el foco en su belleza, Reina le elogió la sensualidad en el perreo, y Ricardo Fort se le hizo el galán enamorado, aunque esa misma tarde, en Este es el show, había dicho que Silvina Escudero "me rompió el corazón", y aunque le guste jugar al disputado por su actual, Virgina Gallardo, y su ex, Violeta Lo Re. La bella Lola le puso un diplomático freno, aunque accedió a cantar con el millonario El día que me quieras. Se llevó 35 puntos.

Poco antes, Marcelo Tinelli había presentado a Miguel Piñera, quien también cantó (La guitarra, de los Decadentes) y se mostró muy divertido, pero hizo agua a la hora de bailar, y apenas sumó 19 puntos. A su turno, Amalia Granata mostró su aspecto "zen" cuando le dijo a Tinelli que le mandaba un cordial saludo a Fabbiani: "estoy cargada de energía positiva. Estoy feliz. El Ogro fue", dijo. Con contradicciones por parte del jurado, la pareja se llevó 26 puntos, con expresiones a favor por parte de Alfano y Barbieri, y en contra, de Fort y Pachano. "Siempre se menospreció mi trabajo porque empecé de abajo. Con el tiempo voy a demostrar por qué estoy acá", advirtió Granata antes de retirarse.

Cecilia "Chechu" Bonelli fue otra de las grandes apariciones de la noche: bailó bien (28 puntos) y hasta hizo piruetas con una pelota de fútbol, dignas de un profesional. Finalmente apareció Juana Repetto, jugando a la chica rebelde y haciendo varios chistes sobre la emoción de su madre, que tendría que evaluarla por primera vez en un certamen. Pero no hubo desacuerdo al respecto: el jurado fue unánime a la hora de los elogios y Juana terminó con 31 puntos.

Ricardo Fort quedó encantado con Lola Ponce, en VxV.com