Gerard visitó a Mariana Fabbiani en RSM y habló de la novela bizarra

"Entre la miel del campo y la sal del mar" llegó a la televisión abierta. Cómo transformar en ídolo a un actor de madera que hizo una novela bizarra hace 20 años. La desopilante entrevista de Mariana Fabbiani en RSM. Ciudad.com estuvo ahí y te contamos todo.
"Entre la miel del campo y la sal del mar" es una telenovela desastrosa que se emitió en el cable de Mar del Plata hace 20 años. La producción era triste, los actores nunca llegaron a Hollywood, pero en RSM la encontraron en el arcón de los recuerdos y la comenzaron a emitir reeditada y con efectos de sonido. Lo que no imaginaron es que la novela –más parecida a Cha cha cha que a Valientes- tuvo tanto éxito que ayer decidieron llevar a Gerard, el protagonista, al estudio. 

En la puerta del canal lo esperaban fanáticos (no muchos, pero más de diez seguro) y Rafa Julí cubrió el móvil desde el portón de América como en las épocas que Mauro Viale esperaba a Diego Maradona en "Mediodías con Mauro". A continuación arrancó la lección titulada "Cómo transformar en ídolo a un actor de madera que hizo una pobrísima novela hace 20 años".

Las primeras palabras de Gerard en el prime time de América quedaran grabadas en los anuarios de Televisión.com.ar: "Que Gerard esté en televisón abierta"...suspiró, tomó aire y completó la frase: "Argentina, país generoso". La mesa estaba servida, y Fabbiani descarrilaba de la emoción de tener sentado al actor bizarro que ellos mismo hicieron saltar a la fama. "Era mi muerto en el Placard", reconoció el invitado. "Desde hace 21 días que me acuerdo de sus padres de todos ustedes", dijo con humor. 

Gerard en realidad se llama Lorenzo Abasca (42), y hasta ayer sólo le había pedido un autógrafo su vecino. Pero tras el inusitado éxito de "Entre la miel del campo y la sal del mar", Gerard apareció en América como toda una estrella. La única diferencia con el galán de la novela fue el pelo, ya que el Gerard modelo 2010 lo tiene cortito.

El actor se tomó con humor su flamante popularidad y contó todas las historias de la desopilante telenovela, los problemas que tuvieron al ser una producción amateur y decenas de anécdotas que reafirmaron la idea de que "Entre la miel del campo y la sal del mar" fue una aventura más que un proyecto serio. Ojo, que también contó en voz alta su curriculum: hizo papeles pequeños en Valentino el Argentino, trabajó con el humorista Jorge Corona ¡y hasta tuvo un bolo en Los extisoso Pells!. Chupáte esa mandarina.

Pero repasemos algunas definiciones que tiró Gerard para reflexionar sobre cómo se hace TV a pulmón: "Fue un proyecto de 6 delirantes que no éramos concientes de lo que hacíamos"; Nos costó mucho tiempo, mucho dinero, mucho laburo"; "Todos los actores de ahí veníamos de la escuela del teatro"; "Hubo un casting, y yo quedé. Imagínense los otros que hacían de Gerard".

También hubo tiempo para revelar el back de la exitosa serie. Que Tamara besaba mejor, que filmaron en varios telos de Mar del Plata, que algunos actores pusieron dinero. "Grabamos desde las 8 de la noche hasta las 5 de la mañana", decía entusiasmado. Eso si, el termómetro del rating se tomaba de un modo artesanal: "El éxito lo mediamos en la calle. Lo padecí. Las cosas que me gritaron eran irreproducibles", contaba divertido.

"Estar en televisión abierta es un sueño. Nos salió una bizarreada pero hay que hacerse cargo de lo que uno hizo", dijo a modo de conclusión antes de que las cámaras se apaguen. ¿Serán sólo 5 minutos de fama o habrá más?  Mariana no dudó en darle un mimo a su mejor invitado de la noche: "Ya sos una estrella".

¡Podés ingresar a Facebook y ver más info exclusiva de Gerard en RSM!