La computadora también sufre el golpe de calor

Cómo evitar que las altas temperaturas afecten el funcionamiento de la PC.

No sólo los seres vivos sufren por las altas temperaturas y el tan mentado "golpe de calor" de estos días. El excesivo calentamiento de algunos de sus componentes puede provocar que la PC empiece a funcionar mal, que se cuelgue o que pueda quemarse. El microprocesador, la fuente de alimentación y los discos son los elementos que más calor generan. Por eso, los dos primeros tienen sus propios ventiladores.

Además del calor ambiente, la PC puede levantar temperatura por la suciedad que se acumule en su interior o la sobrexigencia en su uso. Aquí, algunas recomendaciones para que la PC pase bien lo que queda del verano.

Una prolija limpieza interior
Se puede limpiar cada tanto el interior del gabinete. Para eso habrá que abrirlo y usar un aire comprimido, un pincel de cerdas finas, una felpa o una gamuza. Todo esté absolutamente seco. Ojo con la pelusa que se junta allí, porque puede taponar los ventiladores y traer problemas en los circuitos.

Buena ventilación
Los fanas de los juegos y los expertos en multimedia se mueren por tener la última placa de video, mucha RAM y más de un rígido. Pero hay que elegir prudentemente lo que se añadirá. Esos componentes generan calor y, sin una buena ventilación, el aire no circula bien. Ante esta situación, se puede poner un ventilador extra o cambiar el cooler (el ventilador y la pieza de aluminio que enfría la CPU). O elegir la técnica de refrigeración líquida.

Clima ideal
Lo ideal es que la PC esté en un lugar con aire acondicionado. Si no es posible, que no esté en un lugar donde se concentre mucho calor. O abrir el gabinete y, si es posible, poner un ventilador en su dirección.
Si no se puede airear mínimamente la habitación, los días de 40 grados conviene directamente apagarla o usarla lo menos posible. Hay que acordarse de que trabajar da calor. A mayor uso, mayor temperatura.

Apagarla de noche
Es común dejar prendida la computadora día y noche. Muchos aprovechan el horario nocturno para bajar de todo. Pero si no se cuenta con aire acondicionado, las noches calurosas pueden traer problemas para la máquina, con lo cual conviene apagarla.

La importancia del aire
El gabinete de la computadora debe colocarse en algún lugar de la habitación donde circule aire en forma continua. Para evitar recalentamientos, el aire frío debería entrar por debajo de la PC, y distribuirse hacia la parte superior hasta que salga en forma de aire cálido por la parte superior y trasera del gabinete.

Por eso, ponerla en un rincón o pegado contra una pared no es una buena idea. Porque de este modo, la computadora no "respira" adecuadamente. Los ventiladores internos necesitan tomar aire para enfriar a los componentes.

Conviene no colocar el gabinete sobre el suelo porque se llena de polvo, que dificulta la correcta circulación del aire.

Termómetros virtuales para PC que recalientan

La temperatura interior de la computadora se puede medir con algún termómetro virtual. Estos soft se consiguen gratis en Internet y se encargan de monitorear y controlar lo que ocurre con los ventiladores.

Algunos de ellos son:
SpeedFan
Hmonitor
CPUCOOL.HTM SysMetrix