Angustiada, Lizy Tagliani lloró tras la polémica por su foto con los hijos de Florencia de la Ve: "No soy un monstruo, estaba jugando"

Se quebró en Intrusos al repasar vivencias dolorosas que recordó tras la prohibición de difundir su imagen con los menores de la capocómica.

El pasado se le vino encima. Esta semana, Lizy Tagliani fue foco de diversas opiniones por la foto que publicó la revista Pronto, en la que se la ve jugando con Paul e Isabella Goycochea, los hijos de Florencia de la Ve.

"Cuando me dicen que Florencia quiere sacarme de la nota pensé que era por una nota que yo hice para Pronto, en mi casa, y dije: 'Eso es una locura, ¿cómo sabe?'. Pero cuando me dicen que es la nota de los nenes, dije: 'Bueno, me parece perfecto'. No lo tomé a personal ni mucho menos. Los padres tienen totalmente derecho de hacer lo que quieran con sus hijos".

El hecho de que la artista de Stravaganza pidiera que la imagen no se difunda (inclusó anunció que le hará juicio al semanario) hizo que Tagliani vuelva a sentir sobre sus hombros el peso de la mirada ajena. De la discriminación.

En un móvil con Intrusos, la revelación de Casa Fantasma opinó de la foto de la controversia y de lo generó en ella este episodio.

"Yo me puse a jugar con los chicos, como me puse a jugar con otros que había ahí, porque me encantan los nenes, y la foto salió. Después vino Nico, el periodista, y me dijo: 'Hagamos una nota porque Florencia nos dio el "ok" y habló muy bien de vos'. Entonces yo también hablé de ella. Después me senté a comer con Florencia en el cumpleaños. La misma Florencia me dijo que me siente con ellos. La pasamos bárbaro, nos divertimos. Pero después me llaman y me dicen que Florencia quiere sacarme de la nota", relató Lizy.

Tras recibir el llamado, Tagliani confesó que el planteo le hizo ruido porque no estaba al tanto del motivo del pedido de Flor. Hasta que obtuvo respuesta. "Primero pensé que era por una nota que yo hice para Pronto, en mi casa, y dije: 'Eso es una locura, ¿cómo sabe?'. Pero cuando me dicen que es la nota de los nenes, dije: 'Bueno, me parece perfecto'. No lo tomé a personal ni mucho menos. Los padres tienen totalmente derecho de hacer lo que quieran con sus hijos", manifestó.

Esta situación removió recuerdos dolorosos de la infancia de la humorista, al punto de no poder evitar la angustia, generada por los planteos y los rótulos discriminantes que recibió, tan solo por retratarse jugando con dos niños.

"Mi sueño era ser maestra jardinera, pero decidí no hacerlo porque, antes, la sociedad era muy prejuiciosa… Y no lo digo por Florencia, pero con este tema se me vino todo eso a la cabeza. Tampoco soy una persona abusadora de menores, ni un monstruo. Estaba jugando".

Sensibilizada, con su pasado a flor de piel, Lizy repasó algunas vivencias traumáticas: "Mi sueño era ser maestra jardinera, pero decidí no hacerlo porque, antes, la sociedad era muy prejuiciosa. Yo en ese momento sentí que capaz acompañaba a un nene para cambiarle los pañales y me terminan denunciando… Y no lo digo por Florencia, pero con este tema se me vino todo eso a la cabeza. Tampoco soy una persona abusadora de menores, ni un monstruo. Estaba jugando. Tanto lío por nada", describió.

"Cuando yo me iba a la pileta de mis vecinas, las madres, cuando se tenían que ir a cocinar, me mandaban a mi casa para que yo no me quede con los nenes. Entonces, todo eso, sin querer, es doloroso volver a recordarlo. Yo amo a los niños, pero desde otro lugar. Y con esto, no por esto, recordé todas esas situaciones, y es horrible. Y saco a Florencia de todo esto porque tiene el derecho de que sus hijos no sean expuestos en una revista", relató Tagliani, ya sin poder contener la angustia y el llanto.

Jorge Rial, al verla quebrada, repasando los reiterados episodios de discriminación afrontados, se solidarizó con su situación y aprovechó para hablar de las burlas que sufren sus hijas en las redes sociales.