Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Ricardo Mollo, indignado con un seguidor que dejó encerrada a su hija para ver a Divididos: "Vení a buscarla, animal"

El líder de la banda de rock paró un recital en Lincoln para encontrar al papá de la niña que habían dejado en un auto para ir al show. 

Ricardo Mollo, indignado con un seguidor que dejó encerrada a su hija para ver a Divididos: "Vení a buscarla, animal"

"Loco, venía a buscar a tu hija. Animal", exigió Mollo, muy molesto. 

"La aplanadora del rock” es el título que se ha ganado Divididos haciendo rockear a varias generaciones de argentinos durante más de veinte años. Pero el último fin de semana, la potencia musical del trío conformado por Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella dio paso a la indignación y la bronca sobre el escenario.

Ocurrió en Lincoln, Provincia de Buenos Aires, donde la banda brindaba un recital y todo parecía marchar con normalidad hasta que la música se detuvo abruptamente. La incertidumbre del público creció cuando la gente vio aparecer a Mollo con una niña y un visible gesto de molestia.

La nena, que no tendría más de tres años, había sido rescatada por el equipo de producción de la banda luego de notar que había quedado encerrada en un automóvil. Según contó el propio músico, su padre la había dejado allí para ir al recital.

Arnedo: "Ahora yo digo, ¿cómo se puede seguir haciendo música con esto, no? No sé si da muchas ganas".

Loco, venía a buscar a tu hija. Animal”, dijo Ricardo con la niña, que lo abrazaba asustada, en sus brazos. Mientras el líder de la agrupación llevaba a la menor trasbambalinas para que descansara en un sillón, Arnedo también se pronunció: “Ahora yo digo, ¿cómo se puede seguir haciendo música con esto, no? No sé si da muchas ganas”, dijo molesto y, acto seguido, dejó su bajo y se retiró del escenario.

Finalmente, Mollo volvió a salir a escena y anunció que el padre (abucheado por todos en el lugar) ya había ido a buscar a la nena: “Las prioridades son las prioridades”, aseguró al agradecer la comprensión del público ante semejante desagradable situación.