Barby Reali, la diosa que acompaña a Tirri: "La presencia de Mimi lo perjudica"

La bailarina del primo de Tinelli en ShowMatch posó infartante para Ciudad.com.

Fotos: Maxi Didari
Produccion: Lola Levit
Asistente de produccion: Sol Berestovoy
Peino: Leandro Cabrera
Agradecimientos: Luz de Mar, Norali, El Eslabon Perdido, Ana Destefano, Ari Munani, Fashion Face
Lolacion: Puerto Tablas

"Cuando me encontré con Luciano, me encontré con el personaje que conocen todos. Es igual delante y detrás de cámara, tiene los mismos delirios"

Tan explosiva con sus declaraciones como con su cuerpo, Bárbara Reali (29) se destapó como una auténtica mujer salvaje que no teme a mostrarse tal cual es, piensa y siente. La partenaire de Luciano Tirri, el primo de Marcelo Tinelli, se despachó con frases de alto impacto en la entrevista mano a mano con Ciudad.com, luego de haber posado como una diosa al aire libre. Más allá del divertido juego televisivo, Barby disparó con crudeza contra Mimi, la mujer del ex integrante de los Fabulosos Cadillacs y también fue muy picante con Laurita Fernández.

- Como compañera de Luciano Tirri, tenés el plus a favor y en contra de que es el primo de Marcelo. ¿Cómo es la relación con los dos?

- Cuando me dijeron que me tocaba bailar con él, no sabía con lo que me iba a encontrar. Sí me habían avisado que lo tenía que tener cortito porque era un poco vago, me pidieron que lo trate con carácter y trate de ordenarlo para los ensayos. Cuando me encontré con Luciano, lo hice con el personaje que conocen todos. Es igual delante que detrás de cámara, dice las mismas barbaridades y tiene los mismos delirios. Ese es Tirri.

"Él no la pasa bien con toda la situación con Mimí, se pone muy nervioso. Yo trato de mantenerme calmada, pero también me saco porque tengo mi carácter".

Respecto de la relación con Marcelo, lo vivimos como cualquier otra pareja. No tenemos privilegios ni información anticipada. Marcelo y Tirri no hablan mucho de trabajo y yo nunca sé con qué locuras va a salir Luciano en las previas, ambos tratan de ser espontáneos. Me parece que esa espontaneidad es lo que más atrae del personaje de Luciano. Obviamente, para mí es una responsabilidad, es el primo de Tinelli, no es cualquier participante y es lindo que confíen en mí para hacer este trabajo.

- ¿Crees que la presencia de Mimí en el estudio lo ayuda o lo perjudica?

- Creo que la presencia de Mimí no lo ayuda. Él no la pasa bien con toda la situación, se pone muy nervioso, no le gusta que haya esta tensión entre ella y yo, ni que Mimi me diga cualquier cosa. Yo trato de mantenerme calmada, pero llega un momento en que también me saco porque tengo mi carácter. Ahí Luciano empieza a pasarla mal y me pide que me calle, que lo termine. No creo que le sume mucho su presencia, por lo menos hasta que Luciano pueda manejar esto de otra manera.

- Parece que de verdad no te llevás bien con Mimí…

"Mimi no tiene interés en tener una buena relación conmigo. No le queda otra que bancarse que soy la bailarina de él y que, a nivel profesional, Luciano y yo funcionamos muy bien".

- Y, la verdad me lo tomo a mal. Él me había comentado que tenía una novia muy celosa, pero me decía que le contaba que ensayábamos e íbamos a comer. A mí Luciano no me lo decía, pero Mimi lo torturaba por Skype, Twitter y Facebook porque estaba re celosa, toda esa parte no la sabía. Entonces, yo pensaba que estaba todo bien, estaba chocha de conocerla. Pensé que estaba exagerando, pero un día llegué a Ideas y les había dicho a todos los que estaban detrás de cámaras que yo era una buscona, una zorra. Eso ya no tenía nada que ver con un juego televisivo. Les dijo a las maquilladoras que yo quería estar con Luciano… Entonces, esa noche cuando salimos al aire se pudrió todo porque yo no iba a permitir que esta mujer diga cosas que no son por su inseguridad. Que se arregle con Luciano si tiene problemas de celos conmigo. El que tiene que aclarar los tantos y definir con claridad que está en pareja, es Luciano.

- ¿Pensaron en juntarse los tres a resolver el tema café de por medio?

- No. Yo la vi cinco veces en mi vida, jamás la vi fuera de Ideas. Ella llega 10 minutos antes del vivo, cuando estoy ensayando con Luciano. Antes no nos saludábamos, ahora nos decimos hola de lejos. Pero en ningún momento tuvimos oportunidad de tener una charla, ella nunca se acercó. Pero yo veo lo que dice en Twitter y no tiene interés en tener una buena relación conmigo. No le queda otra que bancarse que soy la bailarina de él y que a nivel profesional, Luciano y yo funcionamos muy bien, por eso se la tiene que bancar. Sé que no le hace ninguna gracia, pero para Mimi sería lo mismo con cualquiera. Es un problema con ella.

"Tirri a veces me dice que se probó el vestuario cuando ni fue, o le tengo que estar encima para que coma porque a veces se pasa de largo ¡y después se siente mal!".

- Ensayás con él desde marzo… ¿Aprendiste a detectar cuándo te miente y cuándo te dice la verdad?

- Al principio me costó, pero ahora lo detecto más. Cuando me doy cuenta, le pido que no me mienta. Lo que pasa es que hasta me dice que se probó el vestuario cuando ni fue, o le tengo que estar encima para que coma porque a veces se pasa de largo y después se siente mal. Igual, confieso que todavía me engaña, porque dice todo con una seriedad, que me dice disparates con solemnidad…

- Haciendo a un lado a Mimí, ¿crees que le suman los diálogos o visitas con sus tres hijas?

- La única hija que vino desde que lo conozco es Catherina y se va en una semana. Me la presentó en una gala, es un amor. Luciano está muy contento con que Catherina esté acá, parece que lo renovó un poco. Él me dice que habla por Skype con sus hijas y que tiene una relación cálida y diaria con ellas. Extraña a sus chicas.

- Por otra parte, a vos también te debe afectar todo este show en la vida personal… ¿Estás en pareja?

- No. Hace unos meses que estoy sola...

- Ahora que estás soltera y sos popular, ¿es más difícil encontrar un buen hombre?

- ¡Es una tarea casi imposible! Por eso también estoy sola, creo. La gente tiene la fantasía de que estás hecha una diosa las 24 horas, re producida y que no tenés los defectos de las mujeres normales, como el malhumor o locuras. No soy una mujer de otro planeta, soy como todas. La verdad me es muy difícil relacionarme con los hombres, creo que tiene que ver con que como no suelo estar con gente del medio, no se me dan oportunidades para que se me acerquen chicos que me interesen de verdad.

"El 90% de lo que se habla de Laurita Fernández es por Fede Hoppe, como fue con Matías Alé o Gastón Soffritti. Es como que está acostumbrada a eso y le da prensa. No digo que Laura haya salido con Federico porque es el productor ejecutivo de Ideas del Sur...". 

- Como ex de Federico Hoppe, ¿qué pensás del show que hace Laura Fernández, con la complicidad de Tinelli, en sus previas?

- Salí dos años con Federico, pero con idas y vueltas, de mucho amor y compañerismo. Fue muy intensa, difícil de transitar. Me separé de él hace como un año y medio, y nadie se enteró de esa relación en su momento y si nos separamos fue por algo personal. Tengo un muy buen recuerdo y nunca usé para nada esa relación, no me arrepiento de nada. Nunca fui amiga de ella, sino compañera de trabajo en Ideas. Por lo que tengo entendido, hace tiempo que no salen… Y las previas me causan gracia, me parece todo como muy adolescente y creo que a Laurita le sirve para hacerse más conocida. Lo sabe llevar bien. La realidad es que hoy por hoy, el 90 por ciento de lo que se habla de Laurita Fernández es por Fede Hoppe, como fue con Matías Alé o con Gastón Soffritti. Es como que está acostumbrada a eso y le da prensa, hace que hablen de ella. No digo que Laura haya salido con Federico porque es el productor ejecutivo de Ideas del Sur… Recién ahora Fede es el nuevo "Brad Pitt" de las argentinas.

- ¿Se podría decir que Fede Hoppe es el estereotipo de hombre que te puede conquistar?

- Fue el único del medio con el que salí. Después tuve dos novios que nada que ver. Mi último novio fue un ex compañero del colegio, nos reencontramos después de 8 años y terminamos saliendo. Después, el otro fue un chico que la vida me puso en el camino, tenía un local en Devoto. No tengo prejuicios, tiene que ser alguien que me haga sentir bien y me enamore. En cuanto a lo estético, si no tiene un cierto cuidado, no. También me gusta que sean cuidados con su cuerpo, pero lo que me enamora es la personalidad.