La segunda pasión de Gabriela Sari

Además de "romperla" con Connie, su personaje en Dulce Amor, Gabriela Sari tiene otra vocación (hasta ahora) oculta: la pintura.

Desde hace dos años comenzó a pintar en tiempos libres y recién se animó a darlo a conocer a su entorno. Y tal es su fanatismo, que se anima a exponer su obra. A partir del miércoles 4, sus cuadros se podrán ver en un atelier de San Telmo (sobre la calle Perú 535).

Gabriela recibirá a gran parte del elenco de la tira de Telefe y a su familia. "Estoy feliz, no puedo creer que me convoquen nuevamente para exhibir mis pequeños tesoros", dice la actriz. ¿La tenían?