Los ojos son la parte más delicada del cuerpo: ¡hay que cuidarlos!

Mirá los síntomas y causas de la conjuntivitis que pueden poner en riesgo tu visión.

Los ojos son la parte más delicada del cuerpo: ¡hay que cuidarlos!
Los ojos son la parte más delicada del cuerpo: ¡hay que cuidarlos!

La conjuntivitis es un trastorno común que produce una inflamación de la conjuntiva, que es el tejido delgado y claro que se encuentra sobre la parte blanca del ojo y recubre el interior del párpado.

Algunas formas de esta enfermedad ocular son altamente contagiosas y pueden propagarse fácilmente, y aunque a veces suele ser una infección menor también puede convertirse en un problema más grave si no se le presta la debida atención.

La conjuntivitis puede ser causada por una infección viral o bacteriana, o puede desarrollarse debido a una reacción alérgica a partículas que se encuentren en el aire como el polen y el humo. Otra de las cosas que puede hacer aparecer esta inflamación en los ojos es el cloro de una pileta, los lentes de contacto y hasta el maquillaje.

Síntomas que podrías experimentar si tenés conjuntivitis:

  • Sensación arenosa en uno o ambos ojos.
  • Picazón o sensación de ardor.
  • Acuosidad.
  • Párpados hinchados.
  • Color rosado en la parte blanca del ojo.
  • Mayor sensibilidad a la luz.

Las causas de esta enfermedad varían según su tipo y hay tres de ellos: alérgica, infecciosa y química.

La conjuntivitis alérgica ocurre más comúnmente entre las personas que ya tienen alergias estacionales. Lo desarrollan cuando entran en contacto con una sustancia que desencadena una reacción alérgica en sus ojos.

La conjuntivitis infecciosa o bacteriana es causada con mayor frecuencia por bacterias de la misma piel o el sistema respiratorio. Los insectos, el contacto físico con otras personas, la higiene deficiente (tocar el ojo con las manos sucias) o usar maquillaje también pueden causar la infección.

Compartir el maquillaje y usar lentes de contacto de otras personas también pueden causar conjuntivitis bacteriana.

Mientras que la conjuntivitis viral es causada comúnmente por virus contagiosos asociados con el resfriado común. Puede desarrollarse a través de la exposición a la tos o el estornudo de una persona con una infección del tracto respiratorio superior.

Los ojos son una de las zonas más delicadas de nuestro cuerpo, es por eso que debemos mantenerlos limpios y cuidarlos de cualquier agente externo, ya que pueden verse afectados con facilidad y causar daños mayores.