La NASA descubrió una visita “inesperada” en la estación espacial

En principio se pudo conocer que los organismos son los mismos que se encuentran en la Tierra, pero esperan realizar otros estudios para determinar su origen.

La NASA descubrió una visita “inesperada”
La NASA descubrió una visita “inesperada”

Astronautas y bioquímicos de la NASA identificaron por primera vez la presencia de microbios en la Estación Espacial Internacional, donde actualmente llevan a cabo el proyecto Genes in Space-3. El descubrimiento ha sido catalogado como un gran avance ya que afirman que podría ayudar a diagnosticar nuevas enfermedades en los astronautas, conocer si existe vida extraterrestre o revelar otras incógnitas.

En principio, se pudo conocer que los organismos detectados son los que comúnmente se encuentran en la Tierra, pero esperan realizar otros estudios más profundos que sirvan para determinar su origen y especie. Sin embargo, lo que ha llamado la atención de los expertos es la capacidad de supervivencia de estos microbios, aspecto que esperan revelar rápidamente para conocer si fueron traslados a ese lugar desde la Tierra o el espacio es su lugar de origen.

Las muestras de los microbios fueron ya sometidas a diversas pruebas para determinar su ADN y también se utilizaron otros instrumentos de alta tecnología que han ayudado a completar este proceso por primera vez en el espacio.

El descubrimiento de esto microorganismos se dio en la Estación Espacial Internacional, donde los astronautas se mantienen trabajando en la producción de oxígeno a través de microalgas, proyecto que de concretarlo evitará tener que trasladarlo desde la Tierra.

Por otra parte, la NASA se encargó de fijar posición en relación al fenómeno meteorológico que el pasado 1° de diciembre se vivió en la ciudad Vemdalen (Suecia), donde un esquiador captó unas curiosas imágenes que los científicos han explicado que se trata de un halo solar.

Este fenómeno surge cuando existen una gran cantidad de partículas de hielo suspendidas en la atmósfera que logran cambiar de lugar la luz que le llega al sol produciendo un efecto óptico en forma de anillo que se ubica alrededor del astro solar.