Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Conmovedora reacción de un perro al reencontrarse con su dueño tras 200 días separados

El hombre tuvo que mudarse por trabajo a Texas, EE.UU.. Su mascota, Blue, se había perdido días antes de su partida.

Conmovedora reacción de un perro al reencontrarse con su dueño tras 200 días separados
Conmovedora reacción de un perro al reencontrarse con su dueño tras 200 días separados

La historia de Pat y su perro, Blue, conmovió a todos en las redes. Y es que el hombre debió dejar su hogar en Tennesse, EE.UU., para mudarse por trabajo a Texas, aunque debió partir sin su mascota, que se perdió días antes de su mudanza.

Desesperado, Pat llamó a todos los refugios de animales, recorrió las calles y pegó carteles por todo Tennessee. Pero el teléfono nunca sonó y terminó por trasladarse sin saber qué había sido de su mascota.

Así fue como pasaron seis meses desde la última vez que Pat vio a su fiel “Blue”. Ya en Texas, el hombre todavía soñaba con la posibilidad de que un mensaje pudiera llegar con la información sobre el paradero de su mascota.

Y así fue: 200 días después, finalmente recibió la llamada de un amigo que le dijo: “Estoy viendo a un perro en el refugio de Animales del Condado de Washington que se parece mucho a Blue. Te mando un video para que lo veas, a ver si efectivamente es él”.

Pat saltó de su asiento cuando leyó el mensaje y casi arroja el celular al suelo en el apuro por llamar. Al ver las imágenes, el hombre se subió a su auto y manejó 1900 kilómetros para reencontrarse con su amigo canino.

Luego de 13 horas, llegó al refugio y los empleados del lugar grabaron el instante en que el perro vio a su dueño después de más de medio año. A pura euforia, emoción y una agitada cola que no paró de moverse en ningún momento, Blue reconoció de inmediato a Pat.

El  encuentro quedó registrado en un video viral que el refugio compartió en su cuenta de Facebook. Rápidamente obtuvo miles de reproducciones y comentarios y todos los usuarios quedaron conmovidos al ver al animal saltando una y otra vez.

 “Hola mi amigo, ¿cómo estás?”, “¿Me extrañaste?”, dice Pat mientras Blue se desvive en saltos besos y ladridos para con su dueño. “Ese es mi chico”, añade orgulloso el hombre que pasó varios minutos junto a su mascota hasta que ambos pudieron calmarse.