Romina Seferian: “Jamás rompería una familia”