Polémica por el musical bizarro de Horacio Cirio