Gran Hermano 2012: Noelia Ríos, en la ducha