Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Meta demanda a un usuario

Robó y clonó 350.000 perfiles de Instagram.

 

Meta demanda a un usuario
Meta demanda a un usuario

Meta ha demandado al propietario de la página web clonada denominada MyStalk, EkremAteş, por crear obtener de forma fraudulenta información de más de 350.000 cuentas de Instagram mediante un 'software' automatizado.

Una página web clonada es una página creada por un tercero que duplica, parcial o íntegramente, el contenido de un sitio ya existente, según explica Meta en un comunicado publicado en su web.

Estos sitios pueden ser utilizados para publicar datos personales extraídos de forma fraudulenta sin el consentimiento de los usuarios, además de para estafarles o dañar la credibilidad del sitio original.

Para recopilar esta información, los sitios clonados suelen recurrir a páginas y aplicaciones que ofrecen 'likes', seguidores u otro tipo de recompensas a los usuarios a cambio de sus credenciales de Facebook o Instagram.

Con el objetivo de erradicar estas prácticas fraudulentas, Meta ha puesto en marcha un programa de rastreo que ha aplicado en más de 100 sitios web clonados de Instagram y con el que ha logrado reducir este tipo de webs en, aproximadamente, un 90 por ciento.

Pese a los esfuerzos de la plataforma, estos sitios web clonados persisten y continúan estando presentes en internet. Ha sido el caso de una página conocida como MyStalk, cuyo propietario, EkremAteş, ha recibido una demanda por parte de la compañía.

Concretamente, la compañía le acusa de haber utilizado un 'software' de automatización no autorizado para acceder y recopilar de forma ilegal los perfiles de usuarios de Instagram.

Según Meta, el 'software' de MyStalk utilizó miles de cuentas automatizadas que se identificaron falsamente como usuarios legítimos en Instagram conectados a través de la aplicación móvil y desde la web.

De ese modo, Ateş habría robado los datos de más de 350.000 cuentas de la red social, junto con sus publicaciones, fotos, 'stories' e información de perfiles que no habían sido configurados como privados por parte de los usuarios. Una vez extraídos de sus correspondientes cuentas legítimas, este usuario publicó la información en sus propios sitios web clonados.

Para acabar con esta actividad, Meta ha indicado que desde 2021 ha ido tomando una serie de medidas contra el demandado. Entre otras acciones, ha deshabilitado sus cuentas, enviado una carta de cese y desestimiento y ha revocado el acceso de Ateş a los servicios de Meta.

Por otra parte, Meta ha recordado que, en 2020, ya interpuso una demanda contra EnsarSahinturk por llevar a cabo acciones similares y recolectar datos de los usuarios de Instagram para crear otra red de páginas web clonadas.

La compañía de Zuckerberg alegó entonces que el acusado violó su política de condiciones de uso del servicio. Como resultado, la justicia estadounidense le declaró culpable de los cargos y fue sentenciado a pagar más de 200.000 dólares. Además, se le vetó el acceso a las redes sociales de la compañía, Meta e Instagram.

Finalmente, Meta ha acompañado este comunicado de una serie de recomendaciones destinadas a la protección de las cuentas personales, así como de la información de los usuarios que aparecen en ellas.

Una de ellas es revisar los ajustes de privacidad con regularidad para que los usuarios tengan conocimiento de que se mantienen de acuerdo con sus preferencias de uso. Otra es la de conocer en detalle los consejos de seguridad presentes en las páginas de ayuda de Facebook e Instagram.

La plataforma también aconseja el uso de su función 'PrivacyCheckup', que permite guiar al usuario por los ajustes de privacidad y seguridad, como los que regulan quién puede ver y compartir sus contenidos y cómo puede ser rastreado en Facebook.

Fuente EP.