Romina Brizzio, el polémico desnudo